sábado, 26 de febrero de 2011

Como debe ser la alimentación para el enfermo de gastritis severa

image La gastritis es una trastorno del estómago cuyos síntomas más habituales son ardor en la boca del estómago que puede llegar hasta el pecho, acidez, náuseas, falta de apetito, pesadez y sensación de estar lleno todo el tiempo. Otros síntomas pueden ser en ocasiones, vómitos y flatulencia, heces negras, hipo, indigestión, vómito con sangre o material similar a granos de café.  El dolor generalmente suele empeorar después de las comidas.

La gastritis se debe a una inflamación de la mucosa del estómago que puede ser de tipo agudo (por exceso de ácidos gástricos), que es de rápida aparición y se resuelve en pocos días, o de tipo crónico (cuando hay falta de jugos gástricos o hipoclorhidria por el agotamiento de las glándulas secretoras), en cuyo caso puede persistir por años, se pueden tener crisis ocasionales e incluso puede llegar a provocar úlcera péptica.

Suele producirse con frecuencia, debido una infección de la bacteria helicobacter pylori que infecta el mucus del epitelio estomacal.  Otras causas pueden ser el consumo excesivo de alcohol y/o café, otros excesos dietéticos (comidas copiosas, abuso de condimentos fuertes e irritantes), intoxicaciones de origen alimentario, el tabaco, períodos de mucho estrés, el uso prolongado de ciertos medicamentos (antiinflamatorios y antirreumáticos) o tomar demasiadas aspirinas.

Para prevenir esta dolencia, hay que tener un estilo de vida saludable y una alimentación adecuada; pero en caso de padecerla, los síntomas pueden mejorar y se pueden evitar recaídas, con solo modificar los hábitos alimenticios. La dieta varía en función de los síntomas y la evolución de la enfermedad.

Consideraciones para la Dieta

Leche y lácteos: No se recomienda la toma frecuente de leche, ya que crea acidez a las 2 ó 3 horas tras su ingesta. Es preferible consumir leche total o parcialmente desnatada y otros lácteos poco grasos.

Carnes y pescado: Carnes cocinadas con poca grasa, preferiblemente cocidos al horno, a la plancha o a la parrilla y sin la piel.

Cereales: a algunas personas les sienta bien los cereales integrales, pero a otras le puede caer muy pesado; hay que probar la tolerancia hacia los mismos, para determinar como le sientan (avena integral, arroz integral, pastas integrales, germen de trigo, galletas integrales, de soda o macrobióticas).

Legumbres: Todos salvo los indicados en "Alimentos Limitados".  En relación con las legumbres, se recomienda combinarlas solo con arroz o patata y verduras, y si aún así no le sientan bien, puede majarlas (pasarlas por el pasapurés) para eliminar los ´hollejos´ y mejorar su digestibilidad y tolerancia.

Verduras: Todas cocidas enteras y en ensalada, excepto aquellas que causan flatulencia. los frijoles negros, garbanzos, frijoles de soya y lentejas aportan fibra a su dieta, pero pueden resultar pesados o flatulentos, por lo que debe determinar su tolerancia individual.

Frutas: se recomienda frutas de consistencia blanda, que no rasgan tanto la pared intestinal; deben ser frescas, muy maduras y no ácidas; también se pueden ingerir en batidos, asadas, en compota o en puré. Prefiera los jugos o zumos naturales a los comerciales.

Bebidas: reemplace el café y el té, aunque lo tome descafeinado, porque estimulan la secreción gástrica.

Otros productos: trate de eliminar de su dieta, alimentos enlatados, alimentos muy salados o condimentados y las conservas en escabeche, alimentos ácidos, muy tostados o quemados. Pruebe su tolerancia a la miel de abeja.

Alimentos Limitadosmcdonalds

Leche y lácteos: Leche condensada, quesos fuertes (grasos, muy maduros o fermentados) como queso crema, queso amarillo, lácteos con nata o enriquecidos con nata (tipo yogur griego), helados y los que llevan chocolate.

Carnes: rojas, las que sean grasas y las fibrosas como el conejo o el pato, la carne cocida dos veces o muy condimentada, embutidos grasos (salchichas, chorizo) y vísceras, huevos duros, pescados en escabeche o en salazón (bacalao, arenques).

Cereales: podrían estar indicados los cereales integrales, dependiendo de como le siente a cada persona.

Legumbres: Evitar las que sean cocinadas enteras y con ingredientes grasos de origen animal (chorizo, morcilla, tocino, etc.). Evitar los carminativos que estimulan las secreciones gástricas como el ajo, cebolla, cebollina, chalota.

Verduras: Evitar las flatulentas (col, coliflor, repollo, coles de Bruselas, alcachofas, cebolla y pimiento en crudo, etc.), y los vegetales aliáceos como el apio, la cebolla, los ajíes, etc.; aunque depende de cada persona, hay que probar la tolerancia individual para determinar como le sienta. Para algunas personas el tomate o sus derivados (salsas) pueden causarles molestias, por lo cual debe probar su tolerancia.

Frutas: Fruta no madura y cruda, frutas ácidas, fruta en almíbar, frutas desecadas, frutas confitadas. Al igual que el tomate, las  frutas cítricas, el zumo o sorbetos pueden causarle molestias.

Bebidas: Café y té, incluso descafeinado, bebidas energizantes con extractos de café o de guaraná, bebidas con chocolate, bebidas gaseosas y todas las bebidas alcohólicas (irritan la mucosa gástrica y aumentan la acidez).

Grasas: Nata, manteca, tocino, mayonesa, mostaza, ketchup, mantequillas y margarinas. Pruebe si tolera margarinas vegetales (en crudo se toleran mejor) y mayonesa ligera o light, pero use cantidades muy pequeñas y con poca frecuencia.

Panificados: pastelería, repostería y dulces concentrados, pan fresco recién horneado tipo baguette (se fermenta en el estómago y produce molestias), galletas rellenas o bañadas con soluciones azucaradas o chocolate, etc.

Azúcar: no consuma cantidades excesivas de azúcar.

Otros productos: Extractos para sopas en cubitos, caldos concentrados, comidas fritas o muy grasosas, chocolate, frutos secos, salsas picantes y grasosas, especias fuertes y picantes como la pimienta (negra, blanca, cayena y verde), el pimentón y los vinagres.

Alimentos Permitidosimage

Leche y lácteos: Leche descremada o semidescremada, quesos semigrasos, pero preferiblemente los frescos, batidos y postres lácteos tipo natillas, flan, arroz con leche (excepto de chocolate y los que llevan nata o están enriquecidos con nata). Puede ingerir helados bajos en grasa, de vez en cuando, preferiblemente de vainilla, que es menos irritante.

Carnes: Carnes con poca grasa, que sean magras, como ternera, pollo, pavo, y pescados y mariscos al natural, como pescado blanco y azul; fiambres solo de pollo o pavo, bajos en grasa. Huevos revueltos, en tortilla, escalfados, pasados por agua, nunca fritos.

Cereales: arroz blanco hervido, avena, polenta, etc. Cereales integrales y muesli (con frutas secas), según la tolerancia individual.

Verduras: Solamente cocidas, zanahorias sin el centro, zucchinis, tomates sin la piel ni semillas, zapallo, calabacín, espárragos, corazón de alcachofa, patatas, etc. (Todas menos las flatulentas)

Frutas: Manzana, pera, plátano o banano, duraznos, damascos, sandía, papaya, nectarinas, y melón; pueden ser cocidas al vapor, en compota, puré o al horno.  Preferiblemente las que no sean cítricas.

Bebidas: tome suficiente agua (al menos 8 vasos al día), caldos diluidos y desgrasados, jugos de frutas y verduras permitidas, achicoria, malta e infusiones suaves (romero, salvia, manzanilla, etc.).

Grasas: Aceite de oliva y de semillas (girasol, maíz, soja).

Panificados y pastas: Todos los panes que sean más livianos y sin agregado de azúcar,  preferentemente bajos o sin grasas; repostería sencilla (las que en composición se parezcan mas al pan). Pastas simples como fideos, ravioles o canelones solo con rellenos suaves y recomendados.

Azúcar: integral o morena.

Otros productos: Mermeladas de frutas no cítricas y bajas en azúcar, gelatina de frutas. Sal marina, hierbas aromáticas como perejil, romero, salvia, albahaca, estragón, eneldo, laurel, tomillo, mejorana, orégano, etc.

Recomendaciones Dietéticas

Quien padece de gastritis, pueden seguir estos consejos: 

  • Las comidas frecuentes, pequeñas y ligeras pueden ayudar a aliviar el malestar.
  • Distribuya la alimentación en cuatro o cinco comidas(desayuno, almuerzo, merienda y cena). Se puede incluir una merienda a media mañana, dependiendo de los horarios y costumbres de cada persona.
  • Es muy importante que no se salte ninguna comida y que respete el horario de las comidas.
  • Evite hacer comidas abundantes, pesadas o copiosas; trate de comer lentamente, a distintas horas, y mastique bien.
  • No ingiera alimentos sólidos justo antes de ir a la cama (se fermentan en el estómago y producen molestias).
  • No es aconsejable la ingesta frecuente de leche (véase alimentos aconsejados).
  • Prefiera los alimentos jugosos, que apenas precisan grasa para ser cocinados o que no requieran una cocción prolongada.
  • Pruebe su tolerancia frente a los alimentos ricos en fibra como verduras cocidas enteras, ensaladas, legumbres, frutos secos, etc.).
  • Evite  las frituras, comida "chatarra", comidas rápidas, pues retardan el proceso de vaciamiento gástrico y aumentan la secreción de ácido en el estómago, causando dolor.
  • Evite bebidas y comidas muy calientes o muy fríos, ya que provocan irritación. porque el contraste de temperaturas frío-caliente, irrita la mucosa digestiva.
  • Procure utilizar técnicas culinarias que aportan menos grasa a los alimentos, como en agua (cocido, hervido, al vapor o escalfado), rehogado, a la plancha, al horno y papillote.
  • Respecto a las legumbres, puede reducir la posibilidad de que causen flatulencia, si las remoja de forma prolongada (alrededor de 8 horas) o le rompe el hervor a mitad de la cocción.
  • Para que la comida resulte más apetitosa, pueden emplear algunos condimentos según la tolerancia individual, como vinagre de manzana o zumo de limón.
  • Trate de incluir como mínimo una fuente de fibra en la ingesta diaria de comida.
  • Trate de tener una alimentación lo más variada posible, excluyendo  temporalmente aquellos alimentos que produzcan molestias y los que aumentan la acidez o irritan la mucosa gástrica. Pero, no limite su dieta más de lo necesario.
  • Trate de controlar el estrés, pues se aumenta la secreción ácida del estómago y se irrita la mucosa, lo que puede producir dolor y espasmos en el estómago.
  • Poco a poco, vaya incluyendo nuevos alimentos hasta tratar de conseguir una alimentación normal, de acuerdo a las indicaciones de su dieta equilibrada.
  • Evite tomar aspirinas o medicamentos que la contengan como Alka-selzer; pues son irritantes para el estómago.
  • El Aloe Vera o Sábila es una de las plantas que mejor cuida todas las mucosas digestivas. Pruebe a tomar una cucharada sopera de Aloe con un par de dedos de agua antes de cada comida, para ver como le sienta y así determinar su tolerancia.

martes, 15 de febrero de 2011

Propiedades nutritivas y medicinales del tomate

image

Estudios recientes han logrado demostrar las propiedades anticancerígenas del tomate, que es una buena herramienta de prevención, especialmente para el cáncer de próstata y de vejiga. El tomate, consumido de cualquier forma, es un excelente antioxidante, por lo que brinda muchos beneficios para la salud.

De la misma manera se ha confirmado que el tomate tiene interesantes propiedades anticoagulantes, que pueden reducir el riego de enfermedades como la arterioesclerosis, enfermedades cardiovasculares y relacionadas a la hipertensión. Es un buen depurativo de la sangre, la fortifica y la renueva de manera natural.

Como la mayoría de las verduras y hortalizas, para obtener todas sus propiedades nutritivas y medicinales se deben consumir sin cocinar o cocinándolas lo mínimo indispensable. Algunas propiedades del tomate crudo son superiores a las que podemos encontrar en tomates que han sido cocinados de cualquier forma, pero otras propiedades son potenciadas al ser cocinados.

Los tomates constituyen un alimento excelente para aquellos que quieren adoptar una dieta natural. Presentan en su composición una serie de elementos muy adecuados para desintoxicar el organismo y para prevenir la aparición de muchas enfermedades. El primero de ellos es el licopeno, componente que determina su color rojo, con propiedades anticancerígenas, al igual que los betacarotenos de las zanahorias. El licopeno parece reducir las probabilidades de muchos tipos de cáncer, tales como los que afectan a la próstata, los pulmones, el estómago, la vejiga y el útero.

El licopeno está presente en tomates frescos, pero especialmente en los cocinados, ya que al contrario de los demás componentes del tomate, el licopeno se ve potenciado cuando el tomate es cocinado, ya que la cocción ayuda a liberar este elemento y facilita su absorción por el organismo. Comidas con salsa de tomate natural pueden constituir una buena manera de cuidar de la salud, prevenir el cáncer y reducir el colesterol.

El glutatión es otro componente con propiedades antioxidantes que ayuda a eliminar los radicales libres, responsables de la aparición de muchas enfermedades, incluyendo el cáncer. Este elemento, que aparece en mayores cantidades en los brócolis, se encuentra fundamentalmente en la piel de las verduras, por lo que es recomendable comer tomates crudos en ensalada.

El glutatión desempeña un papel muy apropiado en la eliminación de las toxinas del cuerpo, especialmente de metales pesados que producen deterioro del organismo por su acumulación. Se ha demostrado que el tomate ayuda a eliminar el plomo de manera eficiente. Otros alimentos ricos en este componente son: papas, ajos, espinacas, maíz. Además de esta propiedad, se debe destacar su capacidad para reducir la presión arterial, favorecer el buen estado del hígado y prevenir el eczema.

El tomate es muy rico en potasio, un mineral que interviene en la regulación de los fluidos corporales, así como en el buen estado de los nervios, el corazón y los músculos. El potasio junto con el calcio, muy abundante también en el tomate, intervienen en la formación de los huesos.

Debido al alto contenido de agua y su riqueza en minerales, el jugo de tomate es ideal para el tratamiento de la pérdida de líquidos y minerales a causa del calor excesivo; exprima varios tomates y beba el jugo, solo tiene que añadir un poco de sal al gusto, pero tenga presente que al preparar el zumo de tomates se debe consumir rápidamente ya que al licuarlo pierde muchas vitaminas en poco tiempo.

Otros componentes beneficiosos para desintoxicar el organismo son la vitamina C y vitamina A. El tomate es muy rico en ambos. La vitamina A fue la primera que se descubrió en 1913. Se sabe que ayuda al cuerpo a lograr el crecimiento celular, mantener los huesos y los dientes en buen estado, ayudar al sistema inmunológico a combatir infecciones y mantener la vista en buen estado. Cuando se descubrió, se pensaba que sólo se podía obtener del hígado y huevos de los animales. Pero pasó mucho tiempo antes de descubrir que también podría obtenerse a partir de los carotenos y beta-carotenos que se encuentran en muchos vegetales. La vitamina A es una vitamina esencial, cuya dosis diaria se establece entre 4000 - 5000 UI. Dosis más altas de forma continuada pueden ser tóxicas, produciendo un estado de hipervitaminosis que aparece con síntomas como debilidad muscular, visión borrosa, pérdida de cabello, mala piel, diarrea , etc.   El importante aporte de vitamina C del tomate, lo hace un alimento indispensable para fortalecer las defensas del organismo frente a enfermedades infecciosas como gripes y resfriados.

El tomate es un alimento ideal para el crecimiento y muy recomendable para los más pequeños. El consumo regular de tomate, de cualquier forma que se consuma, asegurará que los niños crezcan fuertes y sanos.

Referencia; www.buenasalud.net y www.botanical-online.com

jueves, 3 de febrero de 2011

Prometedores resultados de una vacuna terapéutica contra el sida

image El Hospital Clínic de Barcelona ha logrado los mejores resultados de una vacuna terapéutica contra el sida, al conseguir reducir tres veces el nivel de carga viral de la mayoría de los 24 pacientes testados, y lograr el mismo efecto que los tratamientos antirretrovirales modernos, aunque solo es en el periodo de un año.

Así lo han anunciado este martes el jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas y Sida del Idibaps-Clínic, y codirector del proyecto Hivacat, Josep María Gatell, y el primer firmante del estudio, Felipe García, junto a la doctora Teresa Gallar, del Laboratorio de Inmunología del mismo centro.

La vacuna, cuyos resultados publica la revista 'Journal of Infectious Diseases', se dirige a combatir y controlar la infección del VIH y se ha testado en 24 pacientes de los que ninguno se había sometido antes al tratamiento antirretroviral --sólo en dos no consiguió resultados--, pese a contar todos con una carga "importante" en sangre, ha precisado Gatell.

La vacuna se basa en técnicas de terapia celular con células dentríticas de los propios pacientes y es la que mejores resultados ha obtenido hasta el momento, aunque la respuesta todavía "no es significativa" porque no consigue eliminar en ningún caso la carga viral, lo que la descarta como la candidata "definitiva", ha señalado Gatell.

Los pacientes recibieron tres dosis de la vacuna cada tres semanas, y resulta significativo el hecho de que la mayoría de pacientes redujeron hasta tres veces la carga viral y subieron las defensas.

"Éstas eran las responsables de la caída del virus; a mayor control de la carga viral, mayor el aumento de defensas inducido por la vacuna", ha celebrado García.

"Ninguna vacuna terapéutica hasta la actualidad ha dado mejores resultados que ésta; todas hasta ahora han sido un fracaso porque no han conseguido que baje la carga viral de la misma forma o que el aumento de las defensas se correlacione con esta bajada, sólo una lo consiguió durante tres meses, y nosotros durante un año".

Por ello, la investigación aporta resultados esperanzadores y supone un "paso adelante" en este cometido, en el que la última vacuna terapéutica testada, y cuyos resultados también se hicieron públicos, logró reducir la carga viral de los pacientes, pero solo durante tres meses.

De 2005 a 2011 se ha conseguido multiplicar por mil los virus que se ponían en la vacuna, por lo que la testada en el marco del programa Hivacat --en el que participan la Generalitat, el IrsiCaixa y el Hospital Can Ruti-- cuenta con mil millones de virus en condiciones de seguridad clínica, ha explicado García.

Actualmente, se está probando la vacuna en pacientes que ya han iniciado el tratamiento antirretroviral, pero los resultados se esperan para finales de este año y principios del próximo.

MÁS DE 30 MILLONES DE INFECTADOS

Se calcula que en el mundo viven más de 30 millones de personas infectadas por el VIH, de las que el 85 por ciento se encuentran en países en vías de desarrollo.

La factura de tratamientos antirretrovirales asciende a 170 millones de euros cada año en Catalunya, entre 8.000 y 9.000 euros cada año, mientras que una vacuna terapéutica costaría 2.000 euros y debería ser administrada en una ocasión, o dos a lo sumo, mientras que el tratamiento antirretroviral dura 50 años.

Fuente: EP / Blog de Comunicación del Hospital Clínic

miércoles, 2 de febrero de 2011

Alérgico a las redes WiFi ???

image La Agencia de la Picaresca en Internet y el médico consultor sénior del Servicio de Medicina Interna del Hospital Clínic de Barcelona Joaquín Fernández Solà han alertado este miércoles de la proliferación de personas 'alérgicas' a las ondas electromagnéticas de las redes Wifi.

En declaraciones a Europa Press, el médico experto ha precisado que estas personas no sufren técnicamente una alergia a estos campos magnéticos, sino que desarrollan una "sensibilidad" que manifiestan con trastornos que pueden ir desde ansiedad, vómitos, dolores de cabeza, migrañas, tos, escozor de ojos, irritabilidad, insomnio y eccemas en la piel.

El Hospital Clínic ha atendido en tres años a un centenar de pacientes con esta sensibilidad, que se calcula que afecta a una de cada 1.000 personas, pero que Fernández alerta de que podrían ser más a largo plazo, porque no están probados los efectos de estos campos tras un período de muchos años.

El perfil de la mayoría de afectados responde al de personas con sensibilidad química a agentes ambientales y a determinados ambientes, pero empiezan a darse casos de hombres y mujeres que desarrollan primero una sensibilidad a estos campos.  De entrada, suelen ser trabajadores inmersos en un entorno, generalmente laboral, repleto de ondas electromagnéticas, "auténticos búnkeres" que provocan trastornos en algunos de ellos.

El experto ha criticado la ingente presencia de antenas, repetidores, redes Wifi, ordenadores y microondas en entornos comunes sin que se haya demostrado "a largo plazo" su inocuidad, y ha lamentado que exista "cierta tolerancia" hacia estos aparatos.  Por ello, ha recomendado evitar una exposición intensiva a estos campos, contemplar la posibilidad de comprar móviles de tercera generación que reducen la emisión de ondas, además de pantallas LED y protectores de pantalla para el ordenador.

Ha considerado inadmisible que en Barcelona haya "niveles de contaminación ilegales", y ha advertido de que en el futuro podría darse una situación como la ocurrida con el tabaco, al principio visto como signo de modernidad y actualmente prohibido en lugares públicos.

Dirigida por Francisco Canals, la Agencia de la Picaresca --antiguo Observatorio de Internet-- ha lamentado que estas personas deben vivir al margen de la tecnología y representan "la cara B de una sociedad cada vez más tecnificada".  De hecho, también ha señalado que han proliferado las empresas que ofrecen cortinas aislantes de redes Wifi.

Fuente: europapress.es

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...