sábado, 26 de marzo de 2011

La música y la risa pueden bajar la presión sanguínea

musica_jccm_es_educared_ar_recursos_en-la-lupa Escuchar sus canciones favoritas o chistes podría bajarle la presión arterial, tal vez tanto como disminuir la sal en su dieta o perder 10 libras, según los resultados preliminares de un pequeño estudio presentado el viernes en la reunión de la American Heart Association en Atlanta.

En este estudio, investigadores japoneses encontraron que las personas que formaron parte de sesiones de grupo en torno a la música o la risa redujeron su presión arterial sistólica (el número superior en la lectura) en un promedio de cinco a seis puntos después de tres meses. Por el contrario, la lectura promedio de la presión arterial en el grupo control que no recibió ninguna de las terapia, no se alteró.

Aunque es relativamente modesta, la reducción de la presión arterial observada en el estudio se ha relacionado con una disminución del riesgo de muerte del 5% a 15%  por enfermedad cardiaca o derrame cerebral, afirma el Dr. Michael Miller, director de Cardiología Preventiva en la Universidad de Maryland Medical Center, en Baltimore.  “Creo que definitivamente hay un efecto fisiológico en marcha, una especie de conexión entre la mente y corazón”, dice Miller, quien no estuvo involucrado en el nuevo estudio, pero ha realizado investigaciones similares.

Investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Osaka asignaron aleatoriamente a 90 hombres y mujeres entre las edades de 40 y 74 para recibir sesiones de una hora de duración de música o de risa cada dos semanas, o ningún tratamiento en absoluto.

Ataque-de-risa-a-ministro-suizo-e1285782870691 En las sesiones de música, los participantes escucharon, cantaron, y se extendía a la elección de pop japonés, clásica o jazz. También se les animó a escuchar música en casa. Las sesiones de la risa incluían escuchar cuentos humorísticos japoneses (algo parecido a los comediantes en vivo) y yoga de la risa (una práctica de fingir la risa hasta que se sienta natural).

Luego de tres meses, el promedio de la presión arterial sistólica en los grupos de música y risa se había reducido en un 6 mmHg y de 5 mmHg, respectivamente, mientras que no hubo ningún cambio en el grupo control. Es más, las mediciones realizadas inmediatamente antes y después de cada sesión de terapia revelaron caídas a corto plazo de 6 mmHg a 7 mmHg asociadas a cada sesión.

“El descenso de tres meses está en el rango de lo que cabría esperar para alguien que haya adoptado una dieta baja en sal, haya perdido 10 libras, o esté tomando un medicamento para bajar la presión sanguínea”, dice Miller.  Añade, sin embargo, que la música y la risa por sí solos no son suficientes para tratar la presión arterial alta. “Esta es una gran herramienta natural para mejorar su salud, pero no se recomienda reemplazar la medicación por estas sesiones solamente”, dice Miller. "A pesar de que podría aumentar sus probabilidades de eliminar eventualmente su medicación o reducir su dosis."

Cómo exactamente, la música y la risa podrían beneficiar la presión arterial, no está claro. El investigador principal del estudio, Eri Eguchi, dice que las terapias promueven la relajación lo que puede disminuir los niveles de cortisol, una hormona del estrés que puede contribuir a la hipertensión arterial alta.

Y en un estudio previo, Miller y sus colegas demostraron que ambas terapias, tanto reír como escuchar música animada mejora la función del revestimiento interno de los vasos sanguíneos, haciendo que se expandan un 30% (mientras que ver o escuchar películas o música desconcertante - tales como las primeras escenas de ‘Salvando al soldado Ryan’ - tuvo el efecto contrario).  “El óxido nítrico que se libera en respuesta a la risa o la música, podría ser el ‘compuesto mágico’ que dilata los vasos sanguíneos y disminuye la presión arterial”, sugiere Miller.

Vera Brandes, directora del programa de investigación en la música y la medicina en la Universidad Médica de Paracelso, en Salzburgo, Austria, dice que la música y la risa pueden afectar la presión arterial a través de diferentes vías. “Se cree que la música influye en el sistema nervioso parasimpático, que relaja el cuerpo y disminuye el ritmo cardíaco”, dice ella, “pero se necesita más investigación para entender cómo el humor afecta la respuesta de una persona al estrés tanto  emocional como físicamente.  A pesar de que los efectos de la música o la risa no difirieron significativamente en tamaño, los mecanismos son probablemente los mismos sólo en parte”, dice Brandes.

Eguchi presentó sus hallazgos en la conferencia anual de la American Heart Association sobre la nutrición, actividad física y el metabolismo. A diferencia de los estudios publicados en revistas médicas, la investigación no ha sido minuciosamente examinado por otros expertos.

Pero creo que todos podemos coincidir en que la música que nos gusta y la risa tienen un efecto positivo sobre nuestro estado de ánimo, y sirven también para relajarnos.  Así que los invito a disfrutar de series de televisión y películas en la categoría de comedia, y a tener siempre a mano, su música favorita.

Referencia: CNNHealth

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...