sábado, 28 de mayo de 2011

El túnel carpiano, un síndrome alimentado por la globalización

  • image La extensión del problema varía mucho entre distintos países y generaciones
  • Los especialistas concluyen que podría tratarse de algo ligado a la cultura
  • Las mujeres son tres veces más propensas que los hombres a desarrollarlo

El síndrome del túnel carpiano afecta al nervio medio de la muñeca y puede originarse debido a actividades repetitivas, como usar herramientas o manejar el ratón del ordenador. La extensión de este problema varía enormemente de unos países a otros, y también de unas generaciones a otras, lo que sugiere que se trata de una dolencia cultural, asociada a las costumbres de cada época y lugar.

Las diferentes actividades laborales, junto a otros condicionantes como el sobrepeso, provocan que la prevalencia del síndrome difiera de un país a otro, pero también que aumente en un mismo lugar, entre las generaciones más jóvenes, a medida que las costumbres se transforman. Así lo ha puesto de manifiesto un nuevo estudio que ha analizado la incidencia de este síndrome en Suecia y la ha comparado con la de EEUU.

En el país norteamericano, la presencia de este problema es mucho mayor a la de Suecia entre personas mayores, pero las diferencias se acortan o desaparecen entre las generaciones más jóvenes. "La incidencia en mujeres de menos de 50 años era mayor en Suecia, pero, en mujeres de 50 o mayores, la incidencia era mayor en EEUU", revela el estudio, publicado en 'Achives of Internal Medicine'.

Los resultados en hombres fueron distintos, ya que las mujeres son tres veces más propensas que los hombres a desarrollar este síndrome. Sin embargo, los datos son igualmente compatibles con la interpretación cultural del síndrome: entre varones menores de esa edad, la incidencia era similar en EEUU y Suecia; pero en los mayores, las cifras del país americano doblaban a las del nórdico.

Isam Atroshi, principal firmante del estudio desde el Hospital Hassleholm de Suecia, y sus colegas consideran que hasta un 15% de la población podría sufrir este síndrome, aunque muchos pacientes no son conscientes de ello. El problema se produce por compresión, habitualmente crónica, del nervio mediano, que abarca desde el antebrazo hasta la mano.

Varios estudios mostraron durante la pasada década la relación entre el uso prolongado del ratón del ordenador y el síndrome del túnel carpiano. La Unión Europea, por su parte, ha reconocido este trastorno como una enfermedad laboral, aunque depende de cada país incorporar esta condición a su legislación o no.

Fuente: ELMUNDO.es

jueves, 26 de mayo de 2011

Niño fumador pasivo: asma e hipertensión

image Los niños que viven en hogares de fumadores tienen más probabilidades de sufrir asma y presión arterial alta

Los menores de cinco años con progenitores fumadores tienen un 21% más de posibilidades de tener presión arterial elevada, un conocido factor de riesgo cardiovascular. Ser fumador pasivo en la más tierna infancia aumenta la probabilidad de sufrir más, y de forma más grave, enfermedades respiratorias, como asma, bronquitis y bronquiolitis. Según datos de la Asociación Española Contra el Cáncer, más de la mitad de los niños españoles menores de 14 años aspiran este "humo de segunda mano".

Los hijos de fumadores son un 21% más propensos a tener un 15% más alta la presión sanguínea sistólica (la cifra máxima), incluso después de ajustar otros factores de riesgo cardiovasculares, como el peso al nacer, el índice de masa corporal y el diagnóstico de hipertensión en los padres. Así lo concluyen en un estudio investigadores de la Universidad de Heidelberg (Alemania), que midieron la presión arterial de 4.236 niños en edad preescolar. Un 28,5% de los menores eran descendientes de varones fumadores, un 20,7% de madres fumadoras y en un 11,9% de los casos, ambos fumaban. 

Humo del tabaco en casa

En las conclusiones de este estudio, publicado en "Circulation", de la American Heart Association, los expertos consideran el tabaquismo de los progenitores como un factor independiente que puede favorecer por sí mismo una presión alta en los pequeños. Puesto que a él se suman otros ambientales y familiares, los especialistas advierten de la importancia de procurar a los menores entornos libres de humo, ya sea en casa o en lugares públicos. Según datos de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), más del 50% de los niños españoles menores de 14 años son fumadores pasivos. Es decir, aspiran "humo de segunda mano".

Está demostrado que acciones habituales tras haber fumado, como ventilar la habitación, sirven poco más que para disminuir el olor del humo, no para reducir sus compuestos tóxicos. El 85% del humo se expulsa entre calada y calada y, además, es el más perjudicial, puesto que incorpora más sustancias dañinas que las aspiradas por el propio fumador: contiene cerca de 4.000 tóxicos, de los cuales, 20 se han identificado como carcinógenos tóxicos para el ser humano y otros 20 son perjudiciales para los animales.

Además de la asociación con distintos cánceres más propios de la edad adulta, los resultados de respirar aire contaminado en el niño, incluso en el bebé, no son pocos. En el caso de los lactantes, esta exposición es un factor de riesgo de posible muerte súbita. Algunas de las manifestaciones más frecuentes son: aumento de la prevalencia de otitis, de enfermedades respiratorias (asma, bronquiolitis, bronquitis y neumonías) y de más gravedad, y de alergias.

 

Padre fumador, niño asmático

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que el 80% de los procesos asmáticos persistentes se desarrollan antes de los seis años. El 15% de los casos en niños de 6 y 7 años se atribuye al tabaquismo paterno. Con estas cifras, parece que el humo del tabaco es la principal causa evitable del asma infantil. Exponer al niño a este aire dañino provoca más incidencia de asma porque su organismo (y sistema respiratorio) está en desarrollo y es más susceptible a todas las sustancias tóxicas. Ya durante el embarazo, fumar incrementa el riesgo de que el niño sufra asma y otras enfermedades respiratorias en la infancia.

Tos, dolor de cabeza y ojos irritados son algunas de las señales características del fumador pasivo. Además, el contacto con aire contaminado, o incluso solo con el olor, agrava los síntomas de los pacientes alérgicos. El olor persiste en ropa, pelo, manos y boca. Por este motivo, los especialistas recomiendan que antes de acercarse a un niño alérgico es mejor cambiarse de ropa y lavarse manos y boca. 

Humo de tercera mano

El denominado "humo de tercera mano" es la otra forma en que la nicotina y otros componentes del tabaco afectan al organismo. Es la contaminación residual que queda tras apagar un cigarrillo, las sustancias tóxicas que persisten en alfombras, cojines y la piel y la ropa del fumador. Los autores de un artículo publicado en la revista "Pediatrics" advierten del error de muchos progenitores que creen que si mientras ellos fuman el niño no está presente, no hay daño.

De acuerdo a los especialistas, el bebé, al gatear, tocar y chupar objetos y superficies, entra en contacto con sustancias tóxicas que pueden estar depositadas durante horas, días, e incluso, meses. Otra investigación reciente realizada en Cataluña por BMC Public Health concluye que en bebés de padres fumadores se han detectado hasta tres veces más niveles de nicotina en sangre que en quienes viven en hogares libres de humo.

 

Evitar el humo fuera de casa

A pesar de que no se fume en el hogar, los niños vivirán situaciones donde se convertirán en fumadores pasivos. Para evitar en lo posible que respiren humo del tabaco, los expertos recomiendan:

  • No permitir que se fume en casa ni en el coche, aunque el niño en ese momento no esté presente.
  • Evitar fiestas donde la gente fume. Las zonas de no fumadores no están libres de humo por completo.
  • Pedir a allegados que no fumen cerca de los niños, aunque estén en el exterior.
  • Escoger canguros que no fumen o, si fuman, pedirles que no lo hagan cuando estén en casa ni con los niños.
  • Si el niño es mayor, informarle sobre los perjuicios del tabaco a corto y largo plazo.

 

LEY CON IMPACTO NEUTRO

La Ley Antitabaco puesta en marcha el pasado 2 de enero ha tenido un impacto neutro o ligeramente positivo en la hostelería, a pesar de las catastróficas predicciones de la Federación Española de Hostelería (FEHR). Así lo señalan los datos de afiliación de trabajadores a la Seguridad Social y las encuestas del Instituto Nacional de Estadística (INE), en comparación con los dos años anteriores.

En toda la Unión Europea hay siete países libres de humo en el ámbito de la hostelería: Irlanda, Reino Unido, Chipre, Grecia, España, Letonia y Lituania. También el estado federado de Baviera, en Alemania. En otros cuatro -Italia, Francia, Suecia y Finlandia-, a pesar de que la ley permite zonas de fumadores, las condiciones son tan estrictas, que apenas se han desarrollado. El Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo (CNPT) afirma que más de 280 millones de ciudadanos europeos conviven sin humo de tabaco en la hostelería.

Fuente: www.diariosalud.net

sábado, 21 de mayo de 2011

La memoria puede no ser el primer síntoma de la enfermedad de Alzheimer de inicio temprano


image Alteraciones conductuales, de lenguaje, visuales y trastornos práxicos pueden ser algunas de las primeras manifestaciones. Al no presentarse signos de deterioro de la memoria, el diagnóstico puede retrasarse hasta tres años.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay cerca de 18 millones de personas en todo el mundo con la enfermedad de Alzheimer. Y la tendencia es que esta cifra sea, en 2025, de casi 34 millones. Si bien en los últimos años se ha producido un importante avance en el diagnóstico de la enfermedad gracias a la introducción de biomarcadores, el diagnóstico clínico del Alzheimer es todavía un reto dado la falta de pruebas que confirmen o excluyan la enfermedad definitivamente en vida. El diagnóstico definitivo de la enfermedad requiere el estudio patológico, que suele venir tras la muerte del paciente por el examen de su cerebro.

Recientemente investigadores evaluaron 40 casos del Banco de Tejidos Neurológicos del Hospital Clínic de Barcelona-Universitat de Barcelona CCiT-Institut d’Investigació Biomèdica August Pi i Sunyer (IDIBAPS), cuyos cerebros mostraron en el estudio postmortem que tenían la enfermedad de Alzheimer, y habían iniciado los síntomas en una edad temprana (antes de los 60 años). Se evaluaron los primeros síntomas que manifestó el paciente y la edad en que comenzaron, el diagnóstico que recibió, los antecedentes familiares y el retraso diagnóstico. Asimismo, se estudió el genotipo APOE, el factor de riesgo genético más conocido para el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer.

Uno de los resultados más relevantes fue que más de la mitad de las personas estudiadas que empezaron la enfermedad de Alzheimer con síntomas atípicos (no presentaban problemas de memoria como primera manifestación clínica) fueron inicialmente mal diagnosticados. Los datos también indican, en promedio, que estas personas habían estado viviendo con la enfermedad de Alzheimer durante 11 años, con un retraso de tres años en el diagnóstico.

Un tercio de las personas con enfermedad de Alzheimer de inicio temprano mostró síntomas iniciales atípicos, es decir, no inició la enfermedad con problemas de memoria. Estos síntomas fueron las alteraciones conductuales, de lenguaje, visuales y trastornos práxicos. La ausencia de problemas de memoria contribuye a un mal diagnostico del paciente. “Las personas que desarrollan una enfermedad de Alzheimer de aparición temprana a menudo experimentan estos síntomas atípicos, lo que dificulta el diagnóstico, especialmente en fases iniciales“, dijo el autor del estudio Albert Lladó.

El 53% de las personas con síntomas atípicos y sin problemas de memoria, fueron inicialmente diagnosticados incorrectamente, en comparación con sólo un 4% de los que tenían problemas de memoria. Ellos fueron diagnosticados principalmente con otros tipos de demencia como la degeneración lobar frontotemporal, la degeneración corticobasal o la hidrocefalia normotensiva. De las personas con síntomas atípicos iniciales, el 47% todavía estaba mal diagnosticado en el momento de su muerte. “El Alzheimer es la causa más frecuente de demencia degenerativa en menores de 65 años. Se necesita más investigación para conocer mejor la enfermedad, lo que nos permitirá un mejor diagnóstico y un mejor tratamiento. Todo ello con el objetivo de mejorar la calidad de vida de estos pacientes y sus familiares”, concluye.

Los investigadores también informaron que el APOE ε4 se encontró en el 41 por ciento de las personas en el estudio y fue más de tres veces más común en personas con antecedentes familiares de enfermedad de Alzheimer.

La enfermedad de Alzheimer

La Enfermedad de Alzheimer es la demencia neurodegenerativa más frecuente en los países desarrollados, y se caracteriza por un deterioro cognitivo de inicio insidioso y progresivo de aparición en la edad adulta. Los síntomas que manifiesta el paciente están causados por una degeneración progresiva de las neuronas y de su red de conexiones (sinapsis) en determinadas regiones cerebrales, debido a depósitos de beta-amiloide (placas seniles) y proteína tau (ovillos neurofibrilares).

El Banco de Tejidos Neurológicos y las Donaciones

El Banco de Tejidos Neurológicos del Hospital Clínic de Barcelona-Universitat de Barcelona-CCiT-IDIBAPS, desde hace ya 20 años, recibe, procesa, diagnostica y conserva en condiciones óptimas el tejido cerebral de donantes después de la defunción, y representa una plataforma esencial para apoyar la investigación biomédica de las enfermedades neurológicas.

Un equipo de profesionales, como neurólogos, neuropatólogos, biólogos y técnicos de laboratorio trabajan para conocer el diagnostico definitivo de la enfermedad del donante con el objetivo de interpretar esta información y profundizar el conocimiento de enfermedades neurológicas, tales como Alzheimer, Parkinson, Creutzfeldt-Jakob, degeneraciones lobares frontotemporales y Huntington. El conocimiento de las causas de estas enfermedades ayuda a reconocerlas precozmente en vida de aquellos que las sufren, además de permitir la obtención de mejores tratamientos futuros.

La donación de cerebros es importante porque además del diagnóstico definitivo provee material en condiciones óptimas para que los investigadores tengan la posibilidad de analizar más muestras y por lo tanto, realizar más estudios como este del Alzheimer y así contribuir al avance de la medicina.

Fuente: www.medicina21.com

miércoles, 18 de mayo de 2011

Las personas distraídas tienen "mucho cerebro"

Sabemos que hay adultos que se distraen mucho más fácilmente que otros cuando están llevando a cabo una tarea.
Ahora, una investigación llevada a cabo en el Reino Unido, encontró que la causa podría estar en la estructura del cerebro.

Los distraídos tienen un mayor volumen de materia gris en la región del cerebro que se encarga de mantener la atención, afirman los científicos de la Universidad de Londres.

La materia gris es un componente esencial del sistema nervioso central y está distribuida en la superficie de varias regiones del cerebro, incluidas las que se encargan del control muscular, la percepción sensorial, la memoria y las emociones.

Algunas teorías han vinculado a esta sustancia con el procesamiento de información y el razonamiento y por lo tanto se piensa que su volumen en el cerebro está asociado a la inteligencia de un individuo.  Pero estas teorías no han logrado comprobarse.

Más materia gris, más distraídos

Ahora, para investigar la relación del volumen de materia gris y la capacidad de atención, el estudio, publicado en Journal of Neuroscience (Revista de Neurociencia), comparó los cerebros de individuos que se distraen fácilmente con aquéllos que difícilmente pierden la atención. 

El profesor Ryota Kanai y su equipo primero analizaron la capacidad de distracción de un grupo de voluntarios sanos con un cuestionario en el que debían responder a preguntas como: qué tan a menudo notaban las señales en las calles o iban al supermercado a comprar algo y al llegar allí se habían olvidado de qué debían comprar, etc.

Aquéllos que se mostraron como más distraídos recibieron la puntuación más alta. Posteriormente los voluntarios fueron sometidos a escáneres estructurales de IRM.

Los investigadores descubrieron que la diferencia más obvia en la estructura cerebral de los más distraídos -los que tuvieron más puntos en el cuestionario- y los más atentos, era el volumen de materia gris en una región de la corteza cerebral llamada lóbulo parietal superior (LPS) izquierdo.

Los más distraídos, dicen los científicos, tenían más materia gris en esta región. Posteriormente, para comprobar si esta diferencia estructural realmente se debía a la capacidad de distracción o atención de una persona, los científicos pidieron a los voluntarios que llevaran a cabo varias tareas que contenían varias distracciones.

Los científicos midieron el tiempo que tomaba a los individuos llevar a cabo la tarea tanto con una distracción como sin ella. Según el profesor Kanai, el nivel de distracción de la persona podía medirse con el tiempo que le tomaba realizar la tarea.

Estimulación cerebral

Posteriormente se repitió el experimento. Pero esta vez los científicos usaron una técnica no invasiva de estimulación cerebral, llamada estimulación magnética transcraneana, con la cual se puede "apagar" selectivamente la actividad de regiones de la corteza cerebral.

En el experimento, los investigadores "apagaron" el LPS izquierdo de los participantes durante media hora, y en ese período debían llevar a cabo la misma tarea que en el ejercicio anterior.

Los resultados mostraron que el tiempo en que se llevaba a cabo la tarea había incrementado 25%. Es decir, los individuos se distraían más fácilmente y por ello tardaban más.

Según el profesor Kanai, esto demuestra que el LPS juega un rol en el "control jerárquico" de la atención y que LPS izquierdo intenta superar las distracciones.

En el estudio, los individuos con LPS izquierdo más grande resultaron los más distraídos.

Los científicos no saben porqué funciona de esta forma el LPS izquierdo, pero creen que un mayor volumen de materia gris demuestra un cerebro menos maduro.

"A medida que crecemos y nos desarrollamos, la materia gris va "podando" sus neuronas para poder trabajar de forma más eficiente" explica el investigador.  "Y un mayor volumen de materia gris podría indicar un cerebro menos maduro".

La teoría, agrega el científico, apoya los supuestos de que los niños se distraen más fácilmente que los adultos.

No todo, sin embargo, está perdido para los distraídos.  El profesor Kanai y su equipo están estudiando la forma de mejorar el nivel de atención en quienes tienen un gran volumen de materia gris.

Y están probando una técnica, llamada estimulación transcraneal directa, con la cual, dicen, quizás es posible estimular al cerebro enviando una inadvertida corriente eléctrica al LPS izquierdo por medio de electrodos colocados en la cabeza.

Fuente: BBC Mundo

viernes, 13 de mayo de 2011

Que hacer cuando se tienen alergias ambientales

image Para las personas que sufren de alergias ambientales, el mejor tratamiento es la modificación de su entorno doméstico, especialmente en las áreas donde se pasa mas tiempo, como el dormitorio.

El polvo y el moho son los principales alérgenos.  El polvo doméstico contiene muchos componentes a los cuales podemos ser alérgicos, pero los más comunes son los ácaros.  Y no importa cuanto cambiemos la ropa de cama, debajo de nuestras sábanas puede haber una auténtica selva de ácaros e insectos que añoran nuestros fluidos corporales, porque aquí se acumulan restos nuestros, como piel muerta, sangre seca, saliva y sudor, básicamente. Debemos recordar también, que hay insectos, que se alimentan de sangre, y que pueden pasar hasta un año sin comer, por lo que se hace difícil eliminarlos, y pueden estar viviendo justo debajo de nuestras almohadas.

Que son las Alergias?
Nuestros sistema inmunológico está equipado para combatir las sustancias que pueden dañar al cuerpo, como virus o bacterias. Algunas sustancias que entran en el organismo son inofensivas y el cuerpo las ignora; pero los alérgenos son sustancias que pueden desencadenar reacciones alérgicas en algunas personas; entre los alérgenos mas comunes están el polen, los ácaros del polvo, el moho y la caspa de los animales.

En una persona alérgica, el sistema inmunológico confunde el alérgeno con una sustancia dañina, produciendo una reacción alérgica en la cual se liberan sustancias químicas en el organismo, como la histamina. Esta reacción alérgica puede causar rinitis, estornudos, enrojecimiento, picazón en el cuerpo o en la nariz, hinchazón o asma. Aunque no se sabe con certeza porque algunas personas sufren de alergias, se cree que con frecuencia se desarrolla por factores hereditarios.

Alergia a los ácaros del polvo doméstico
Los ácaros del polvo doméstico son criaturas microscópicas relacionadas con la familia de las arañas, que se reproducen muy rápido (cada tres semanas se produce una nueva generación) y se alimentan principalmente de las escamas de piel que desprende el cuerpo humano (un adulto produce al año tantas escamas como para llenar un paquete pequeño de harina).  Podemos hallarlos en todos los hogares, en la mayoría de los lugares que comúnmente habitamos, sobre todo en áreas cálidas y húmedas.  En este preciso instante, mientras usted lee este artículo, una criatura con mandíbulas con forma de aguja se están dando un banquete con la grasa que segregan las glándulas sebáceas de la base de sus pestañas.

Alrededor del 10% de las personas son sensibles a los ácaros, y esta alergia se debe a la descomposición de las partes del cuerpo del ácaro y a las proteínas que recubren su excremento. En el hogar se puede encontrar una elevada concentración de ácaros en colchones, almohadas, ropa de cama, alfombras, cortinas, muebles tapizados y peluches. En solo media cucharadita del polvo casero pueden haber 1,000 ácaros y 150,000 bolitas de sus excrementosCuando se inhalan estos alérgenos, los pacientes sensibilizados pueden desarrollar síntomas alérgicos, tales como congestión nasal, estornudos, tos e incluso asma.

Recomendaciones para el control ambiental
Un adecuado control de
su medioambiente doméstico puede ayudarle a reducir la exposición a los alérgenos, reduciendo así los síntomas de la alergia. La concentración más elevada de alérgenos se encuentra en el dormitorio y en particular en la cama. Por lo tanto, el primer paso para controlar la alergia debe ser reducir la exposición a los alérgenos, sobre todo en el dormitorio.  El objetivo es eliminar el mayor número posible de ácaros.

  • Cubra el colchón con un protector o funda anti ácaros o impermeable a los alérgenos, que generalmente están hechos de plástico y otros materiales especiales que son bastante compactos, y previenen la acumulación de alérgenos en las sábanas y almohadas, que luego se inhalan. Lávelo a menudo.
  • Cubra las almohadas con fundas anti ácaros o impermeables a los alérgenos o reemplácelas por almohadas sintéticas lavables, que debiera lavar cada tres meses.
  • Lave semanalmente la ropa de cama (cubrecolchones, cubrecamas, sábanas) en agua caliente, a una temperatura de al menos 55ºC.  Si no se pueden lavar con agua caliente, el lavado en seco es un método alternativo que puede ayudar a controlar los ácaros o puede introducirlos en el congelador durante cinco horas para matar estos insectos invisibles del polvo doméstico. Es imprescindible el lavado semanal, aunque no sea en agua caliente, para eliminar temporalmente los alérgenos, ya que la ropa de cama se estará contaminando constantemente con ácaros, cada vez que la ponga nuevamente.
  • Cambiar el colchón cada varios años es fundamental para dormir en un entorno saludable.
  • No permita a las mascotas tumbarse en la cama sin un cobertor o protector, pues sus restos corporales se sumarán a los nuestros (eso sin contar que puedan dejar pulgas y garrapatas), haciendo de la cama un lugar más peligroso para la salud.
  • Limite el número de peluche en el dormitorio y lávelos semanalmente en agua caliente.
  • Reemplace todos los muebles tapizados que tenga en la casa, especialmente si son voluminosos. Si es posible, cámbielos por muebles de vinilo, cuero o madera.  Evite dormir o acostarse sobre muebles tapizados.
  • En el dormitorio, mantenga despejadas las superficies que se limpian fácilmente. Coloque los objetos pequeños en cajones o armarios cerrados para evitar que acumulen polvo.  Elimine del dormitorio todo lo que acumula polvo, como muebles tapizados, cortinas y libros. Tenga la ropa guardada en cajones o en un armario con puertas cerradas.
  • Elimine las cortinas de tela de toda la casa, o cámbielas por persianas de madera o metal (tipo Bali Blind), y de no ser posible, échelas en la lavadora cada pocas semanas.
  • Quite las alfombras del dormitorio y otras habitaciones de la casa. No se recomienda el alfombrado que está puesto sobre pisos de cemento, como los sótanos, porque atrapa la humedad y facilita el crecimiento y concentración de ácaros y moho. Los hogares de los pacientes alérgicos deberían tener suelos de madera y/o baldosas.
  • Las alfombras, si debe tenerlas, deben ser aspiradas con frecuencia. El empleo de bolsas de doble espesor o filtros de poros pequeños en la aspiradora puede reducir la cantidad de alérgenos en el aire. Al pasar la aspiradora, los pacientes sensibilizados deberían usar una mascarilla para reducir la cantidad de alérgenos inhalados. Cada pocos meses debe darle una limpieza profesional a las alfombras.
  • Lave las cortinas de la ducha en agua tan caliente como lo admita el tejido, ya que el moho suele crecer en ellas, así como en las paredes y los rincones de la bañera.
  • Reduzca la humedad interior a menos de un 50% y mantenga la temperatura alrededor de 21ºC.
  • Cubra las rejillas de ventilación de aire caliente con filtros para ayudar a limpiar el aire en su punto de entrada, o bien cierre los reguladores de aire y use un radiador eléctrico.
  • Dele mantenimiento al aire acondicionado con regularidad, ya que en los sistemas de aire acondicionado prolifera el moho.
  • Ventile la casa, por lo menos, entre 15 a 30 minutos al día, ya sea que tengamos aire acondicionado o no, preferiblemente en las horas de menor tráfico para evitar la contaminación.  Tener la casa cerrada es una fuente de aumento de la humedad relativa, el moho, los alérgenos de retención y posiblemente contaminantes químicos.

Tenga en cuenta que al pasar la aspiradora se remueven los alérgenos de las alfombras, pero también se eliminan algunos ácaros vivos. Aunque existen sustancias químicas para matar ácaros y desnaturalizar los antígenos, sus efectos no son tan espectaculares ni duran mucho tiempo, por lo que no se recomienda el empleo rutinario de este tipo de sustancias.

Medicamentos
Hay una gran variedad de medicamentos para tratar los síntomas de las alergias causadas por los ácaros del polvo doméstico. Sin embargo, el tratamiento más efectivo para la alergia a los ácaros es evitar o minimizar la exposición, modificando el entorno doméstico. Si la modificación del entorno doméstico no controla completamente los síntomas, el médico alergólogo puede prescribir un tratamiento individualizado para cada paciente.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...