jueves, 2 de junio de 2011

OMS alerta sobre la relación entre celulares y cáncer cerebral

imageUn grupo de 31 científicos de 14 países se reunieron en Lyon, por solicitud de la Organización Mundial de la Salud (OMS), para evaluar el tema del potencial carcinógeno de las radiofrecuencias de teléfonos celulares y clasificaron la radiación electromagnética de los mismos dentro del grupo de los “posiblemente cancerígenos para los seres humanos”.

Según un estudio realizado en 2004, el riesgo de padecer glioma aumentó 40% entre las personas que usaron el celular –en promedio– 30 minutos al día durante 10 años. Y en el 2008 se detectaron casi 240,000 casos de cáncer de cerebro en todo el mundo, de los cuales el 66% fueron gliomas.  Por lo cual, la OMS, luego de constatar “un aumento en el riesgo del cáncer cerebral tipo glioma asociado con el uso de teléfonos inalámbricos”, difundió en esta semana una alerta con respecto al uso de teléfonos celulares y su relación con el aumento del riesgo de ciertos tipos de cáncer cerebral, recomendando a los usuarios que fueran prudentes en el uso, pero sin dar recomendaciones directas a los consumidores.  Esta es la primera vez que la OMS se manifiesta en cuanto a este tema, ya que antes se indicaba que no existían pruebas suficientes para relacionarlos con el cáncer.

Los científicos de la OMS han colocado la radiación electromagnética que emana de los celulares, en el Grupo 2B de la clasificación del Centro Internacional de Investigación sobre el Cáncer (CIARC, parte de la OMS).  A este grupo pertenecen agentes de los cuales hay “evidencia limitada” de que sean cancerígenos en humanos; es decir, que son “posiblemente cancerígenos”.  Actualmente, en este grupo se encuentran el café, el pesticida DDT, el cloroformo, algunos colorantes y el cobalto, por ejemplo.  Arriba de esta categoría, está el Grupo 2A, que contiene agentes que son “probablemente cancerígenos para seres humanos”. Mientras, al Grupo 1 pertenecen aquellos agentes que son cancerígenos para los humanos según la evidencia científica.

Si bien no están comprobados los efectos que tienen las ondas electromagnéticas en nuestros cuerpos, se sabe que algo sucede y es mejor prevenir que lamentar, porque aunque el vínculo entre celulares y cáncer es “posible pero no probable”, en este momento no sabemos si dentro de unos 20 años podríamos conocer con certeza los efectos reales que puedan causar a la salud.

343651 Para reducir los riesgos, la mejor política es hacer uso racional del celular. A continuación, algunas recomendaciones a la hora de usar el teléfono celular a fin de reducir la exposición a la radiación:

  • Evite que los niños usen celulares: lo primero y mas importante es evitar su uso cerca de los niños y no permitir que lo utilicen ni siquiera para jugar, ya que ellos son más vulnerables a la radiación de los campos electromagnéticos.
  • Mantenga el celular alejado de su cuerpo: evite llevarlo en la cintura o pegado al cuerpo todo el tiempo. Procure utilizar cuando sea posible un auricular Bluetooth (señales 1/100 menos potentes), el altavoz o manos libres (handfree) para evitar apoyarlo en la cabeza, porque las radiaciones que emiten los teléfonos para concretar las comunicaciones, disminuyen su influencia mientras mas alejadas estén del organismo.
  • No coloque el celular apagado cerca al cuerpo, ni lo use como despertador, ni lo deje cerca de la almohada o en la mesa de noche mientras duerme. Si necesita tenerlo cerca durante largos lapsos de tiempo, use el modo “vuelo” o “fuera de línea”, y active la señal solo para revisarlo cada cierto tiempo, o procure tenerlo a más de 30 centímetros del cuerpo, ya que la radiación se reduce unas 10 o 20 veces.  
  • Si de todas formas, necesita llevar el celular pegado al cuerpo, procure que el teclado apunte hacia el cuerpo para que los campos electromagnéticos se generen alejados de usted.
  • Evite usar celulares en lugares cerrados para no afectar a otras personas.
  • Realice llamadas cortas de pocos minutos, si necesita hacer llamadas largas, es preferible usar teléfonos fijos. Tenga presente que los teléfonos inalámbricos usan tecnologías similares a los celulares. Y si de todas formas tiene que realizar llamadas largas, cambie el auricular de oreja cada cierto tiempo.
  • Evite usar el celular cuando haya poca recepción: cuando el celular tiene poca recepción, procede a buscar señal y para esto, incrementa la potencia de las ondas electromagnéticas generando mayor radiación.
  • Utilice más mensajes de texto o chats, en lugar de realizar llamadas telefónicas
  • Escoja un equipo con el SAR (Tasa de Absorción Específica) más baja posible. Esta puntuación SAR mide la cantidad de radiofrecuencia que el cuerpo humano absorbe cuando el teléfono se sitúa junto al oído y, mientras más alto puntaje, mayor es la tasa de absorción.

Como dato adicional les dejo la lista actual de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) que muestra los 20 modelos más peligrosos del mundo.  Esta lista muestra los niveles de radiofrecuencia presentes en estos dispositivos, que se conoce como SAR (tasa de absorción específica); para que un teléfono sea aceptado por la FCC su SAR no debe superar los 1.6 vatios por kilogramo (esta información debe estar presente en las especificaciones técnicas de su celular).  Los modelos que aparecen a continuación son considerados los más peligrosos, por situarse cerca del límite de lo aceptado por la FCC.

20. Motorola i576 (1.45).

19. Kyocera X-tc (1.45).

18. Kyocera Wild Card M1000 (1.46).

17. Motorola Atrix 4G (1.47).

16. LG Chocolate Touch (1.47).

15. HTC Desire (1.48).

14. Motorola DROID 2 (1.49).

13. Sanyo Vero (1.49).

12. Motorola DROID (1.49).

11. LG Rumor 2 (1.51).

10. Motorola Grasp (1.52).

9. Motorola Defy (1.52).

8. ZTE Salute (1.52).

7. Nokia Astound (1.53).

6. Motorola i335 (1.53).

5. Kyocera Jax S1300 (1.55).

4. Sony Ericsson Xperia X10 Mini Pro (1.55).

3. Sony Ericsson Satio (1.56).

2. Motorola DROID 2 Global (1.58).

1. Motorola Bravo (1.59).

Este es un tema polémico y con seguridad habrá muchos que contradigan las afirmaciones de la relación entre cáncer y celular.  De hecho, yo soy una ferviente usuaria del teléfono celular, y en mi familia, todos tenemos uno; pero creo que no debemos desestimar este tipo de anuncios, sobre todo cuando es realizado por una entidad tan seria como la OMS. 

El número de usuarios de celulares aumenta cada año entre adultos y niños, y actualmente se estima que hay más de 5,000 millones de estos dispositivos en circulación a nivel mundial. Una cosa es cierta, sin embargo, y es que en esta era de tanta tecnología, es improbable que dejemos de utilizar celulares, por lo que la mejor opción es la prevención. Prestemos atención a nuestras costumbres de uso y tomemos medidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...