jueves, 28 de julio de 2011

Cápsula: Comer saludable para sentirnos llenos

image Una de las principales claves para perder peso involucra el proceso de digestión, esto significa que es muy importante lo que comes, y también es muy importante mantener el sistema digestivo siempre limpio.

Comer alimentos con fibra ayuda a mantener el sistema digestivo limpio y te produce una sensación de llenura por mayor tiempo, además de que acelera el proceso digestivo, limpia los intestinos, regula la digestión, alivia la constipación, ayuda a bajar de peso y mucho mas.  Así es que, a comer más vegetales y frutas.

Los frutos secos, especialmente las almendras, también tienen altos contenidos de fibra y proteína. Un sólo puñado de frutos secos tiene el efecto de mantenerte realmente más llena por más tiempo, que un pedazo gigante de pastel (cargado en calorías) o un plato de pasta. Las almendras y el maní son riquísimos, y lo mejor es que pueden llevarse fácilmente en el bolso guardados en una bolsita de plástico pequeña para un perfecto bocadillo entre comidas.

El atún es otra gran solución; luego de comer una lata de atún no se siente hambre por horas, a pesar de que la cantidad de calorías es bastante baja. Todas las proteínas que contiene el pescado tienden a disminuir los antojos de tu cuerpo, hasta el punto en que al organismo le toma casi el doble de tiempo volver a sentir hambre después de comer atún.

Una vez más, cuando te encuentres frente a un pan o alimentos azucarados, llenos de grasas y calorías, ACUERDATE de las FRUTAS, VERDURAS, ALMENDRAS, MANI o ATUN.

martes, 26 de julio de 2011

¿Mantequilla o margarina?

¿Mantequilla o margarina? Mejor ninguna. La competencia entre la mantequilla y la margarina ha rugido durante décadas, pero al parecer, por motivos equivocados. Ahora sabemos que los ácidos grasos parcialmente hidrogenados de la margarina y muchos alimentos procesados son perjudiciales para la salud; de hecho, son más perjudiciales que las grasas saturadas de la mantequilla.

Esto no significa que la mantequilla sea más sana, pero sí que los consumidores deben prestar mucha más atención al contenido en grasas de todos los alimentos que consuman, tanto en casa como en restaurantes. El proceso utilizado habitualmente para convertir el aceite vegetal líquido en una grasa con la consistencia de la mantequilla, las cualidades de horneado de la manteca y un largo periodo de conservación forma los ácidos grasos trans, que habría que evitar en las comidas y los aperitivos.

Gramo a gramo, las grasas trans, como se las denomina comúnmente, son más peligrosas para el corazón que las grasas saturadas que perjudican las arterias. Al igual que las grasas saturadas, hacen aumentar el colesterol malo o LDL, que puede quedar pegado a las arterias; pero, a diferencia de las grasas saturadas, también reducen el colesterol bueno o HDL, que elimina estos depósitos nocivos.

La mantequilla no es una opción saludable para el corazón, porque sus grasas saturadas superan con creces las grasas trans de las margarinas. Además, la mantequilla contiene colesterol, lo cual puede incrementar las concentraciones sanguíneas de colesterol en algunas personas; la margarina, que está hecha con ingredientes vegetales, no contiene colesterol.

En Estados Unidos, la buena noticia es que una resolución de la Agencia de Medicamentos y Alimentos (Food and Drug Administration o FDA) que entró en vigor en enero exige a las empresas alimentarias que especifiquen la cantidad de grasas trans en la etiqueta nutricional de cada envase. En consecuencia, la mayoría de las empresas han cambiado las grasas que utilizaban para poder poner "no contiene grasas trans" en el etiquetaje.

La mala noticia es que algunas sustituciones (aceites tropicales como el de palma o coco) están reintroduciendo más grasas saturadas perjudiciales para el corazón y provocando una devastación medioambiental en algunos países en los que crecen palmeras y cocoteros. Además, los consumidores que utilizan la proclama de "no contiene grasas trans" como guía para comprar pueden acabar adquiriendo lo que los nutricionistas denominan comida basura. Y la resolución de la FDA no atañe a alimentos vendidos en restaurantes, panaderías, establecimientos de comida para llevar y otros, en los que algunos consumidores confiados podrían estar haciendo acopio de grasas trans nocivas.

Esta situación incitó al Departamento de Salud e Higiene Mental de Nueva York, a pedir en marzo a los 20,000 restaurantes y a los 14,000 proveedores de comida de la ciudad que eliminaran los aceites parcialmente hidrogenados de las cocinas y ofrecieran artículos y alimentos sin ácidos transgrasos industriales.

Las preocupaciones sanitarias sobre las grasas trans van mucho más allá de los efectos en el colesterol en sangre. En un artículo publicado en la edición de junio de The Journal of the American Dietetic Association, unos investigadores dirigidos por Catherine M. Phillips, una bioquímica del Virginia Plytechnic Institute, evaluaban lo que se conoce sobre las grasas trans y sus alternativas. La denominación trans hace referencia a la configuración bioquímica de la molécula de grasa. Los ácidos grasos poliinsaturados naturales de los aceites vegetales tienen una estructura cis (es decir, los átomos de hidrógeno de cada doble enlace están al mismo lado). Pero los procesos utilizados en la hidrogenación parcial tienen como resultado algunos dobles enlaces con una configuración trans (es decir, átomos de hidrógeno en lados opuestos de cada doble enlace). Resulta que este pequeño cambio bioquímico tiene unos efectos potencialmente devastadores para la salud. Además de aumentar el colesterol malo (sobre todo las pequeñas partículas de LDL que se pegan a los vasos sanguíneos) y reducir el colesterol bueno, los ácidos grasos trans incrementan los triglicéridos, lo cual multiplica el riesgo cardiovascular.

Pero eso no es todo. Los ácidos grasos trans, comparados con las grasas insaturadas cis, también aumentan las concentraciones sanguíneas de sustancias como la proteína C-reactiva, que son indicadores de una inflamación en todo el cuerpo y de disfunción celular, también vinculadas a cardiopatías y afecciones de los vasos sanguíneos. Las grasas trans pueden interferir en el metabolismo de los ácidos grasos esenciales, la síntesis de los ácidos grasos omega 3, que son saludables, y el equilibrio de prostaglandinas, alterando la protección contra los coágulos de sangre. Y un consumo elevado de grasas trans puede provocar resistencia a la insulina, un indicador de la diabetes tipo 2.

En un reciente artículo de Dariush Mozaffarian en The New England Jornal of Medicine, sobre la relación entre las grasas trans y la cardiopatía, incluso bajas concentraciones de grasas trans en la dieta (entre un 1% y un 2% de las calorías diarias) estaban vinculadas con un incremento considerable del riesgo de cardiopatía. En estudios realizados con 140,000 individuos, un consumo del 2% de calorías en forma de ácidos grasas trans provocó un aumento del 23% de las cardiopatías.

En 1983, el estadounidense medio consumía ocho gramos de grasas trans al día (el 3.6% de una dieta de 2,000 calorías), de los que el 85% provenían de alimentos que contienen aceites parcialmente hidrogenados, y el resto de grasas trans presentes de forma natural en la carne y los productos lácteos.

Los bajos niveles de grasa trans en la carne y los lácteos son el resultado de la hidrogenación realizada por los microbios en el intestino de los animales rumiantes (vacas, ovejas y cabras). Además, se forman pequeñas cantidades de grasas trans cuando se refinan los aceites vegetales a altas temperaturas.

Según un cálculo más reciente basado en datos de la FDA de mediados de la década de 1990, el consumo de grasas trans entre adultos en Estados Unidos es de 5.8 gramos al día. El principal aporte de estas grasas proviene de los pasteles y productos relacionados (23.8%), seguidos de la margarina (16.5%), las galletas dulces y saladas (9.8%), las patatas fritas (8.3%), las patatas y los aperitivos (4.8%) y la mantequilla casera (4.3%).

Fuente: es.Globedia.com

sábado, 23 de julio de 2011

Diez consejos para viajar, cuando estás cansado o enfermo

image Viajar es estresante. Ya sea que viajes por placer o por negocios, prepararse para un viaje es a menudo solo la mitad de la batalla. Pero, si además resulta que sufres de enfermedades crónicas como artritis, fibromialgia, síndrome de fatiga crónica, enfermedades autoinmunes, diabetes, asma o cáncer, podría suceder que te quedes sin energía, incluso antes de salir de la casa.

Generalmente, cuando uno sabe que va a viajar por negocios, trabaja  mucho las últimas semanas antes de irse, tratando de dejar todo lo mas ordenado posible y organizando aquellas cosas importantes que se deberán hacer mientras esté ausente; adicionalmente, a veces tenemos que hacer preparativos en el sitio a donde vamos y otras veces incluso, nos toca prepararnos o estudiar algún material.  Así que cuando nos montamos al avión, ya estamos totalmente exhaustos y en ese momento solo pensamos, que el único tiempo en el que vamos a poder descansar, es lo que dure el vuelo.

Planear con anticipación es una buena idea para cualquier viajero, pero es absolutamente esencial para aquellos que están enfermos o que tienen alguna condición crónica. Pasar tiempo planificando ahora, te ahorrará frustraciones después, así que empieza a planificar desde el momento en que tienes conocimiento del viaje.  Esto aplica tanto para cuando viajamos solos (usualmente por trabajo) o cuando viajamos en familia.

Estos diez consejos pueden hacer de tu viaje, un éxito:

  1. Haz una lista de medicamentos, suplementos, suministros médicos y alimentos que necesitarás durante tu ausencia. Tener los medicamentos necesarios y un refrigerio saludable a la mano es invaluable para esos retrasos imprevistos en los viajes.
  2. Haz una lista de "cosas que hacer antes de irnos" de lo que sea necesario hacer en la casa (ejemplo: activar o desactivar los sistemas automáticos, suspender temporalmente la entrega de correo o periódico, dejar una llave adicional para quienes atienden a tus perros, tirar las sobras que haya en la nevera, asegurar ventanas y puertas, etc.).
  3. Si te vas de viaje solo (por negocios), haz una lista de las cosas que se deben seguir haciendo diariamente en tu casa mientras no estás, a fin de que los que quedan estén pendientes de todo (ejemplo: poner comida y agua a los perros, darle las vitaminas a los niños o alguna medicina a alguno de tus hijos, asistir a una cita médica o terapia, etc.  Si eres la mamá, asegúrate de dejar los historiales médicos y de alergia de tus hijos a mano, por si acaso ocurre alguna eventualidad (yo solía dejarlo todo impreso, un horario con tareas para cada uno en la casa y las horas para realizarlas, medicamentos que había que tomar, números telefónicos de los médicos, etc.).
  4. Haz una lista de la ropa y artículos para empacar en el equipaje y en el equipaje de mano (el tener estos elementos en papel, te ayuda a organizar y maximizar el uso del equipaje).  Toma en cuenta el clima y temperatura del sitio  a donde vas, la cantidad de días y el tipo de actividades que deberás atender.
  5. Planifica con anticipación el alojamiento necesario en el avión. Espacio para libros y otras cosas, o solicitar asientos en la primera fila para tener espacio extra. Si necesitas llevar algún material médico durante el viaje, llama  a las aerolíneas para verificar si califica como equipaje de mano (no sería bueno enterarte de lo que es aceptable y no, a medida pasas a través de la seguridad del aeropuerto.)
  6. Mantente hidratado. Bebe mucha agua, ya que estar bien hidratado ayuda a mejorar los niveles de dolor, la memoria, la digestión y la fatiga, a fin de comenzar tu viaje de la mejor manera. Si aplica en tu caso, lleva botellas de agua contigo durante el viaje.
  7. Planifica en la agenda de tu viaje, tiempos para descanso y relajación. Planea tomar descansos frecuentes para estirarte, respirar, caminar o hacer ejercicio.  Si es por placer, no te extralimites y detente cuando sientas que es necesario. Y si es por negocio y tienes que realizar talleres o jornadas largas de trabajo, procura estar lo mas cómodo posible, desde la ropa que usas hasta el puesto donde te ubicas.
  8. Esto debería ser obvio, pero empaca ropa y zapatos cómodos. Y aunque sea verano, lleva bufandas y chaquetas, ya que puedes llegar a tener mucho frío en lugares como museos, restaurantes, e incluso en el mismo avión.
  9. Si el espacio de equipaje no es un lujo, lleva contigo tu almohada favorita, rollos para el cuello, compresas calientes y mantas para hacer que el viaje se sienta como no estuvieras muy lejos de casa.
  10. Por último, haz una lista para el día de la partida, a fin de verificar o completar los últimos detalles como cerrar y colocar el candado al equipaje y que todas las etiquetas de identificación estén actualizadas, comprobar el vuelo en la web, sacar de tu bolso o billetera lo que no sea necesario (ejemplo: tarjetas de videoclub o de almacenes), dejar tus llaves de la casa y del auto a alguien, meter las últimas cosas al equipaje de mano, etc.

image Por encima de todo, se amable contigo mismo. Se paciente mientras conoces el nuevo entorno. Si te planificas y estableces tu salud como una prioridad, vas a disfrutar de forma placentera tu viaje y con seguridad no regresarás hecho pedazos.

jueves, 21 de julio de 2011

Identifican un potente antioxidante de origen natural en plantas de tomate (diez veces superior al de la vitamina C)

image E.P. Un equipo de investigadores del Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas (IBMCP), centro mixto de la Universitat Politècnica de València (UPV) y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha identificado un novedoso y potente antioxidante natural en plantas de tomate. Se trata de una sustancia fenólica que sintetiza la planta de tomate cuando se ve sometida a un estrés biótico y que hasta el momento era totalmente desconocida, ha informado la institución académica en un comunicado.

La UPV y el CSIC han registrado la patente nacional e internacional del nuevo antioxidante descubierto, así como del procedimiento para aislarlo en laboratorio y también sintetizarlo químicamente. El hallazgo ha sido publicado recientemente en la revista 'Environmental and Experimental Botany'.

Según apuntan los investigadores del IBMCP, el poder antioxidante de este nuevo compuesto es mucho mayor --catorce veces más-- que el que posee, por ejemplo, el resveratrol, conocido antioxidante presente en el vino tinto, capaz de retardar el envejecimiento celular. Además, es cuatro veces y media más potente que la vitamina E y diez veces más que la vitamina C.

Sus aplicaciones podrían ser múltiples. Así, por ejemplo, en la industria alimentaria podría utilizarse como conservante de alimentos para el consumo humano y piensos para animales, por su acción como retardante de la oxidación de los lípidos. Este potente antioxidante evitaría alteraciones tales como el enranciamiento de grasas y aceites, lo cual merma extraordinariamente su calidad alimentaria. También podría utilizarse como suplemento para productos funcionales.

Asimismo, cabe destacar que los antioxidantes poseen propiedades beneficiosas para la salud, como son la prevención de las enfermedades coronarias y el cáncer, por lo que el compuesto podría tener grandes aplicaciones en la industria farmacéutica.

Otros posibles usos podrían darse en la industria petroquímica, como conservante de la gasolina, y en la industria de polímeros, utilizándose en la fabricación de fibras, productos de caucho, geotextiles y otros. En este caso, el antioxidante se utilizaría como estabilizante en el proceso de producción y para aumentar la vida útil del producto final.

Por otro lado, en la industria cosmética podría emplearse en productos para el cuidado de la piel, dadas sus posibles propiedades para la prevención del envejecimiento.

Desde los laboratorios ubicados en la Ciudad Politécnica de la Innovación, los investigadores han descubierto esta sustancia, que está presente en plantas de tomate sometidas a un estrés biótico y además, han  desarrollado un proceso sencillo y económico para su síntesis en el laboratorio.

Según explica el equipo investigador del IBMCP, cuando una planta se ve instigada por un agente estresante, reacciona y activa unos mecanismos que hacen que los niveles de ciertos compuestos se alteren. "Muchos compuestos fenólicos son producidos por las plantas en respuesta a estreses bióticos o abióticos y poseen múltiples efectos, entre ellos su actividad antioxidante", apunta Vicente Conejero, director del grupo investigador.

Fue precisamente estudiando estas circunstancias anómalas -estrés- de las plantas, cuando descubrieron la inducción de este compuesto. "Al igual que la fiebre es una alarma asociada a mecanismos de defensa en humanos, en las plantas enfermas dicha alarma consiste en la síntesis de una serie de compuestos químicos. Uno de ellos -y que hasta ahora no se conocía- es el que hemos descubierto y que presenta unas capacidades antioxidantes extraordinarias. Y, además, somos capaces de sintetizarlo en nuestro laboratorio", apuntan José María Bellés y María Pilar López, investigadores del IBMCP.

En este sentido, hay que señalar que el proceso de síntesis es sencillo y económico por lo que, según apuntan los expertos del IBMCP, ya está preparado para ser introducido en el mercado, ofreciendo además importantes ventajas respecto al resto de antioxidantes comerciales.

EQUIPO

Las investigaciones que han permitido descubrir esta nueva sustancia han sido desarrolladas, fundamentalmente, por la doctora María Pilar López y el doctor José María Bellés, con la colaboración de Purificación Lisón e Ismael Rodrigo, todos ellos pertenecientes al laboratorio de Señalización y Respuesta al Estrés Biótico del IBMCP, bajo la dirección del doctor Vicente Conejero, todos ellos profesores del Departamento de Biotecnología de la Universitat Politècnica de Valencia.

El trabajo ha contado con el soporte económico del proyecto 'Estudios sobre la respuesta defensiva de las plantas frente a patógenos', financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación.

martes, 19 de julio de 2011

La felicidad, la mejor medicina para la salud

image Ser optimista está directamente relacionado con gozar de una buena salud. Una actitud positiva puede prevenir el desarrollo de enfermedades como depresión, estrés, insomnio, niveles inadecuados de colesterol y anorexia. Esta es la conclusión que se desprende del estudio 'La Felicidad y la percepción de la salud', realizado por el Instituto Coca-Cola de la Felicidad y la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Al contrario, las personas menos felices "tienden a tener más presentes los problemas físicos y psicológicos que les afectan".

En este sentido, por ejemplo, la posibilidad de tener depresión en el grupo de las personas más felices es nueve veces menor que entre quienes son menos positivos. La probabilidad de tener insomnio es cuatro veces menor.

Según el informe, existe una relación bidireccional entre ser feliz y estar sano. Tal y como señala Carlos Chaguaceda, presidente del Instituto Coca-Cola, "las personas que se sienten más contentas y positivas tienen una mejor percepción de su salud". Y esta asociación, aseguran los expertos, cada vez tiene más evidencia científica y así lo confirma Josep María Serra-Grabulosa, doctor y profesor del departamento de Psiquiatría y Psicobiología Clínica de la Universidad de Barcelona. "Ser más optimista afecta al sistema nervioso, neuroendocrino e inmunológico. Por esta razón, los que son más felices, en general, sufren menos alteraciones cardio y cerebrovasculares y, como su sistema inmune se refuerza, disminuyen las posibilidades de contraer enfermedades".

En definitiva, recalca Serra-Grabulosa, los niveles altos de felicidad mejoran la salud mental. De hecho, aclara Gonzalo Hervás, otro de los autores del informe y doctor y profesor de la facultad de Psicología de la UCM, "hemos constatado que la salud mental es un componente igual o más importante que la física en la percepción de la propia salud y que los problemas de tipo psicológico están mucho más relacionados con la infelicidad que los problemas físicos".

En busca de la felicidad

El problema surge en cómo buscar la felicidad. Aunque el cerebro tiene una propensión natural a tener emociones positivas, indican los autores del informe, "es necesario estimularlo".

Como recuerda Chaguaceda, "la felicidad se trabaja, no se puede esperar sentado en casa. Por ejemplo, aquellas personas que realizan deporte regularmente son felices cuando lo hacen porque el cerebro segrega serotonina y oxitocina y genera una sensación que te hace feliz. En resumen, hay que buscar lo que nos hace felices". Tampoco hay que olvidar el importante papel del apoyo social y familiar para superar los problemas de salud y otras adversidades. "Es fundamental para que las personas se sientan con mejor estado de salud y les ayuda a preservar, en gran medida, su nivel de satisfacción cuando sufren algún problema", agrega el especialista. Gonzalo Hervás lo corrobora: "El apoyo social fomenta la felicidad".

"No existe un único punto que al estimularle nos proporcione felicidad", advierten los autores de la investigación. Es necesario que la ciencia profundice en la forma de favorecer la salud desde el bienestar. "Probablemente, existe el gen de la felicidad, pero no es sólo uno, sino que hay varios candidatos que pueden proporcionar este estado mental y es importante saber cómo se activan para que esto ocurra". Por el momento, el gen que tiene más posibilidades para estar vinculado con la felicidad es "el que está relacionado con la serotonina".

Para la realización del estudio se ha utilizado una muestra de 3.000 personas entre 18 y 65 años a las que se les realizaron entrevistas y cuestionarios para conocer la relación entre salud y felicidad.

Fuente: elmundo.es

miércoles, 13 de julio de 2011

Algunas formas sanas y naturales de perder peso sin hacer dieta

imageCome con tiempo. Establece un temporizador de 20 minutos para comer mas lento. Este es uno de los mejores hábitos para adelgazar sin una dieta complicada. Saborea cada bocado y haz que la comida te dure. Las comidas espaciadas ofrecen un gran placer en porciones más pequeñas y estimula a plenitud las hormonas del cuerpo. Devorar la comida a toda prisa bloquea las señales de llenura y causa que comas en exceso.

image Duerme más y pierde peso. Dormir una hora adicional cada noche podría ayudar a una persona a perder 14 libras en un año, según un investigador de la Universidad de Michigan, que realizó este cálculo con una dieta de 2,500 calorías diarias. Su evidencia demuestra que cuando duermes se reemplaza el tiempo de actividades ociosas, incluyendo la despreocupada merienda usual, lo que permitiría reducir las calorías en un 6%, sin esfuerzo.  Los resultados pueden varían para cada persona, pero el sueño puede ayudar de otra manera, también. Hay evidencia de que dormir muy poco, alborota el apetito, haciéndote sentir con mucha hambre.

imageCome más verduras. En lugar de una sola verdura, sirve tres verduras con la cena, y estarás comiendo más sin siquiera intentarlo. Una mayor variedad engaña a la gente y la hace comer más alimentos - y comer más frutas y verduras es una buena manera de perder peso. El alto contenido de fibra y agua te hace sentir lleno con menos calorías. Cocínalas sin añadir grasa, y sazónalas con jugo de limón y hierbas en lugar de usar aderezos o salsas altas en grasa.

imageCome sopa. Añade una sopa a base de caldo a tu día y terminarás de llenarte con menos calorías.  Considera minestrone, sopa de tortilla, o el sopa de Won-ton chino. La sopa es especialmente útil al inicio de una comida, ya que demora la alimentación y te quita un poco el apetito. Comienza con caldos bajo en sodio o sopa enlatada, y agrega verduras frescas o congeladas y cocina a fuego lento. Ten cuidado con las sopas cremosas, que pueden ser altas en grasa y calorías.

imageCome granos integrales. Los granos enteros como arroz integral, cebada, avena, alforfón y trigo también pertenecen a esta estrategia sigilosa para perder peso. Te ayudan a llenarte con menos calorías y puedes mejorar tu perfil de colesterol. Los granos enteros están incluidos ahora en muchos productos, como galletas, pizza, panecillo Inglés, pasta suave, pan blanco y pan de trigo integral.

Mantén a la vista, ropas ajustadas que ya no te queden.  Cuelga un viejo vestido favorito, una falda, o un par de jeans despampanantes, donde puedas verlos cada día. Esto mantiene tus ojos en el premio. Elige un elemento que sea un poco elegante, para que obtengas esta recompensa en un tiempo relativamente corto. Luego, saca el vestido de coctel del año pasado para tu próxima meta pequeña, pero alcanzable.

imageEvita el tocino. Elimina dos tiras de tocino en el desayuno o en un sándwich en el almuerzo. Esta simple acción te permite ahorrar alrededor de 100 calorías, que se pueden sumar a una pérdida de peso de 10 libras al año. Otras opciones para darle sabor al sándwich con menos calorías, pueden ser rodajas de tomate, pimientos, pimientos morrones rojos, mostaza en granos, o un queso cremoso de cabra con hierbas bajo en grasa para untar.

imageCome pizza de vegetales. Si te gusta la pizza, cómela con moderación, y elige ingredientes vegetales en lugar de carne, lo que reducirá 100 calorías de tu comida. También puedes escoger corteza de pan delgada, y usar quesos bajos en grasa.

imageElimina o disminuye las bebidas azucaradas. Reemplazas una bebida con azúcar, como sodas por ejemplo, con agua y evitarás 10 cucharaditas de azúcar. Añade limón, menta o fresa congelada para darle sabor y diversión.  El azúcar líquido en la soda parece que hace pasar por alto las señales normales del cuerpo. Un estudio comparó un extra de 450 calorías diarias provenientes de jelly beans versus la soda, y resulta que los comedores de golosinas, inconscientemente consumen menos calorías en general, pero no así los bebedores de soda, ya que éstos ganaron 2.5 libras en cuatro semanas.

imageUsa un vaso alto y delgado. Usa un vaso alto y delgado en vez de un vaso bajo y ancho para reducir las calorías líquidas y por ende tu peso, sin hacer dieta. Estarás bebiendo un 25-30% menos de jugos, refrescos, vino, o cualquier otra bebida.  ¿Cómo puede funcionar esto? Las señales visuales pueden engañarnos para hacernos consumir más o menos, dice Brian Wansink , quien encontró en sus estudios en la Universidad de Cornell, todo tipo de personas que se sirvieron mas al usar un vaso corto y ancho, incluso los camareros con experiencia.

image Limita la ingesta de alcohol. Cuando la ocasión incluye alcohol, sigue la primera bebida con otra sin alcohol, bebidas bajas en calorías como agua con gas en lugar de pasar directamente a otro cóctel, una cerveza o un vaso de vino. El alcohol tiene más calorías por gramo (7) que los carbohidratos (4) o las proteínas (4). También te hacen perder la determinación, conduciéndote a ingerir, sin pensarlo, patatas fritas, frutos secos y otros alimentos que normalmente te limitarías.

imageToma té verde. Beber té verde también puede ser una estrategia para perder peso. Algunos estudios sugieren que puede acelerar el motor del cuerpo que quema las calorías temporalmente, posiblemente a través de la acción de fitoquímicos llamados catequinas. Por lo menos, obtendrás una bebida refrescante sin toneladas de calorías.

image Relájate con yoga. Las mujeres que hacen yoga tienden a pesar menos que otras, según un estudio en el Journal of the American Dietetic Association. ¿Cuál es la conexión? El yoga practicado regularmente ha demostrado un abordaje más "consciente" a la hora de comer. Por ejemplo, tienden a notar las grandes porciones que dan en los restaurantes, pero comen sólo lo suficiente para sentirse satisfechas. Los investigadores creen que la calma y auto-conciencia desarrollada a través del yoga puede ayudar a la gente a resistirse a comer en exceso.

imageCome en casa. Consume comidas hechas en casa por lo menos cinco días a la semana para vivir como una persona delgada. Una encuesta de Consumer Reports encontró que esta era una costumbre muy importante de los "perdedores de peso exitosos". Cocinar puede ser más fácil de lo que piensas. Algunas comidas rápidas pueden ser buenos alimentos, por ejemplo carne magra de fajitas pre-picada, lechuga lavadas, verduras pre-cortadas, frijoles enlatados, tiras de pollo cocido, o el salmón de delicatessen a la parrilla.

image Come de forma pausada. Métete la porción de comida en la boca, y luego deja el cubierto sobre el plato y disfruta de la conversación que estás teniendo o del libro que estás leyendo. La mayoría de las personas tienen una "pausa natural al comer" cuando bajan el tenedor por un par de minutos. Está atento a este momento y no tomes otro bocado. Limpia tu plato y disfruta de la conversación. Esta es la señal de silencio que te avisa que estás lleno, pero no repleto. La mayoría de la gente no se da cuenta.

imageMastica chicle de menta. Mastica chicle sin azúcar con un sabor fuerte cuando estés en riesgo de sufrir un ataque de aperitivos. Hacer la cena después del trabajo, comer en una fiesta o mientras ves la televisión o navegas por Internet son escenarios peligrosos para los bocadillos sin sentido. El chicle con un fuerte sabor vence de golpe a otros alimentos, porque no te saben bien.

imageAchica los platos. Lo mismo que sucedía con los vasos, ocurre con los platos. Reducir el tamaño del plato o tazón puede disminuir nuestra ingesta de 100 a 200 calorías al día. Elige un plato del almuerzo de 10” en lugar de un 12", para comer menos automáticamente. Se ha demostrado prueba tras prueba que las personas se sirven más y comen más alimentos cuando usan platos más grandes. Reducir el tamaño del plato o tazón puede cortar unas 100 a 200 calorías al día - y de 10 a 20 libras en un año.

imageSírvete porciones de comida pequeñas. El mejor hábito de las personas delgadas es mantener con porciones pequeñas de alimentos en cada comida, cinco días a la semana o más. La gente "siempre delgada" lo hace y los perdedores de peso con éxito también lo hacen, según una encuesta de Consumer Reports. Luego de medir las porciones algunas veces, puedes llegar hacerlo de forma automática. Consume también "aperitivos pequeños" como los que vienen en paquetes.

imagePrueba la regla 80 – 20. Mucha gente está acondicionada a seguir comiendo hasta que se llenan, pero los residentes de Okinawa comen hasta que se llenan al 80%. Incluso tienen un nombre para este hábito natural para adelgazar: hara hachi bu. Podemos adoptar este hábito saludable sirviéndonos un 20% menos de alimentos, según el investigador Brian Wansink, PhD.

imageAl comer en un restaurante. Las comidas en restaurantes engordan mucho, así que considera pedir estas órdenes especiales para mantener las porciones bajo el control:

  • Divide una entrada con un amigo.
  • Ordena un aperitivo como comida.
  • Elige el plato para niños.
  • Pide que te pongan la mitad de la comida en una bolsa para llevar antes de que sea llevado a la mesa.
  • Complementa una entrada mas pequeña con ensalada extra para un equilibrio adecuado, y llena la mitad del plato con verduras.

imagePrefiere la salsa roja. Elige salsa marinara para las pastas, en lugar de salsa Alfredo. Las salsas a base de tomate tienden a tener menos calorías y menos grasa que las salsas a base de crema. Pero recuerda que el tamaño de la porción todavía cuenta. Una porción adecuada de pasta sería una taza o mas o menos el tamaño de una pelota de tenis.

Come menos carne. Consumir comidas vegetarianas más a menudo es un hábito para adelgazar. Los vegetarianos pesan hasta un 20% menos que los que comen carne. Si bien hay varias razones para esto, las legumbres tienen un papel importante. Hamburguesas de frijol, sopa de lentejas y otros alimentos a base de leguminosas están simplemente llenos de fibra. La mayoría de las persona recibe sólo la mitad de este importante nutriente, que te llena con menos calorías.

imageQuema 100 calorías. Estos pequeños ejercicios, a largo plazo, no sólo queman calorías sino que reducen el apetito.

Pierda 10 libras en un año sin hacer dieta, quemando unas 100 calorías extras cada día, probando alguna de estas actividades:

  • Camina una milla, por unos 20 minutos.
  • Tira de las malas hierbas o planta flores durante 20 minutos.
  • Corta el césped durante 20 minutos.
  • Limpia la casa durante 30 minutos.
  • Corre durante 10 minutos.

Una vez que hayas dejado el hábito de tomar soda o simplemente hayas pasado el día sin comer en exceso, puedes darte una palmadita en la espalda, ya que te estás acercando a un estilo de vida, no solamente mas sano, sino que ayuda para adelgazar sin dietas locas o complicadas. Celebra llamando a un amigo, hazte una pedicura, cómprate ropa nueva, o en ocasiones hasta podrías disfrutar de una pequeña rebanada de pastel de queso.

Fuente WebMD

domingo, 10 de julio de 2011

Las grasas inducen la producción de sustancias asociadas a las adicciones

image Las comidas que menos nos convienen son las que más nos apetecen, y ante las cuales somos más dados a dejarnos llevar por la gula. Esta incómoda circunstancia -que cualquiera que haya estado alguna vez a dieta ha sentido en sus propias carnes- parece deberse en buena parte a la acción de los endocannabinoides, sustancias que nuestro propio organismo genera y cuyas características bioquímicas son similares al componente activo de la marihuana.

Tal es la conclusión que se desprende de un estudio con roedores cuyos resultados acaban de presentarse en Proceedings of the National Academy of Sciences. Las ratas que se usaron en el experimento segregaban estas sustancias neurotransmisoras en su aparato digestivo cuando se las exponía a alimentos ricos en grasas, un efecto que no se reproducía cuando se las alimentaba con proteínas o azúcares.

El investigador Daniele Piomelli, de la Universidad de California en Irvine (EEUU), y sus colegas creen que este mecanismo ha de darse también en humanos, como un vestigio evolutivo que nos impulsa a consumir todas las grasas que podamos. El motivo es que estas escasean en un entorno natural y son fundamentales para el funcionamiento celular. Sin embargo, hoy en día, los productos ricos en grasas están por todas partes, y su abuso genera obesidad, diabetes y enfermedad coronaria.

El proceso químico que despierta la gula comienza en la lengua, que detecta las grasas y envía una señal al cerebro. Desde ahí, y a través del nervio vago, llega al tracto digestivo, donde se estimula la producción de cannabinoides. Estos neurotransmisores incrementan la señalización entre células de tal forma que despiertan un apetito voraz, según explican los autores del estudio.

Este es el motivo, indican, por el que no es fácil comer una sola patata frita: una vez que se ha iniciado el proceso, resulta más difícil controlar nuestro instinto por acaparar grasas. "Es la primera demostración de que la señalización de endocannabinoides en el intestino desempeña un importante papel en regular la ingesta de grasa", explica Piomelli.

La buena noticia es que, en un futuro, podrían crearse fármacos que bloquearan los receptores de endocannabinoides en el aparato digestivo. De esta forma, se podría detener el mecanismo que nos hace desear más grasas sin necesidad de intervenir en el sistema nervioso, donde actuar sobre los receptores de los neurotransmisores tendría mayores efectos secundarios, incluidos algunos como la ansiedad y la depresión, y serían útiles para algunos pacientes, aquellos cuyo apetito desmedido estuviera enraizado en la acción de los cannabinoides.

Pero en otros casos, incluidos la mayoría de los llamados trastornos por atracón o la bulimia, "la sustancia no es la causa del problema, sino que se dan otras vulnerabilidades psicológicas", explica el doctor Fernando Fernández-Aranda, de la Unidad de Trastornos Alimentarios del Hospital Universitario de Bellvitge y jefe de grupo del CIBERobn. Este especialista recuerda, además, que es mejor dejarse llevar controladamente por el apetito, e ingerir con moderación alimentos grasos, que intentar restringir demasiado la dieta para después sucumbir a un atracón cuando ya no aguantamos más.

Fuente: www.medicina21.com

viernes, 8 de julio de 2011

Los 10 cánceres principales en las mujeres

image Los 10 cánceres diagnosticados con más frecuencia en las mujeres de los Estados Unidos en el 2007 año más reciente del que se tienen estadísticas) fueron cánceres de mama, de pulmón, de colon y recto, de útero y de tiroides; linfoma no hodgkiniano; melanomas cutáneos y cánceres de ovario, riñón y páncreas.

Cáncer de mama

El cáncer de mama es, por mucho, el cáncer diagnosticado con más frecuencia en las mujeres. En el 2007, 202,964 mujeres recibieron un diagnóstico de cáncer de mama y 40,598 murieron por esta enfermedad en los Estados Unidos. También en el 2007, el cáncer de mama fue diagnosticado en 121 de cada 100,000 mujeres blancas, seguido de 117 mujeres afroamericanas, 88.2 hispanas, 83.4 asiáticas o de las islas del Pacífico y 67.3 indoamericanas o nativas de Alaska.

Las mamografías son la mejor manera de detectar el cáncer de mama de manera temprana, antes de que se pueda sentir con la palpación y cuando es más fácil de tratar.

Cáncer de pulmón

El cáncer de pulmón es el cáncer que causa más muertes en las mujeres. En el 2007, 93,893 mujeres recibieron un diagnóstico de cáncer de pulmón y 70,354 murieron por esta enfermedad en los Estados Unidos. También en el 2007, se diagnosticó cáncer de pulmón en 55.9 de cada 100,000 mujeres blancas, seguido de 50.3 mujeres afroamericanas, 35.8 indoamericanas o nativas de Alaska, 26.9 asiáticas o de las islas del Pacífico y 26 hispanas.

Lo más importante que usted puede hacer para prevenir el cáncer de pulmón es no empezar a fumar o si ya fuma, dejar de hacerlo.

Cáncer colorrectal (colon)

El cáncer colorrectal es el tercer cáncer más frecuente en las mujeres. Afecta a hombres y mujeres de todos los grupos raciales y étnicos, siendo más frecuente en personas de 50 años o más. En el 2007, 69,917 mujeres recibieron un diagnóstico de cáncer colorrectal y 26,215 murieron por esta enfermedad en los Estados Unidos. También en el 2007, el cáncer colorrectal fue diagnosticado en 47.1 de cada 100,000 mujeres afroamericanas, 38.5 mujeres blancas, 32.6 hispanas, 31.1 asiáticas o de las islas del Pacífico y 28.8 indoamericanas o nativas de Alaska.

Las muertes por cáncer colorrectal podrían reducirse hasta en un 60% si todas las personas de 50 años o más se hicieran pruebas de detección regulares. Pregúntele a su médico sobre las pruebas de detección del cáncer colorrectal.

Cánceres ginecológicos

Los cánceres ginecológicos se originan en el cuello uterino, los ovarios, el útero, la vagina o, menos frecuentemente, en las trompas de Falopio. En el 2007, 80,976 mujeres recibieron diagnósticos de cánceres ginecológicos y 27,739 murieron por estas enfermedades en los Estados Unidos. También en el 2007, los cánceres ginecológicos se diagnosticaron en 48.4 de cada 100,000 mujeres blancas, seguido de 44.6 mujeres afroamericanas, 43.6 hispanas, 34.7 asiáticas o de las islas del Pacífico y 32.1 indoamericanas o nativas de Alaska.

Las pruebas de Papanicolaou pueden encontrar células anómalas capaces de convertirse en cáncer de cuello uterino y también detectar cáncer de cuello uterino en forma temprana, cuando es muy alta la probabilidad de curación. La vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH), que puede ser administrada a niñas y mujeres de 9 a 26 años, protege contra los tipos de VPH que causan con mayor frecuencia cánceres de cuello uterino, de vagina y de vulva.

Fuente: http://www.cdc.gov/spanish y U.S. Cancer Statistics Working Group. United States Cancer Statistics: 1999–2007 Incidence and Mortality Web-based Report

jueves, 7 de julio de 2011

Qué es la esteatosis hepática o hígado graso?

Hoy en día muchas son las enfermedades que nos afectan debido a malos hábitos alimentarios y/o malos estilos de vida.

image

El hígado es el órgano interno más grande del cuerpo llegando a pesar en un adulto kilo y medio. Está formado de dos lóbulos principales de los cuales el derecho es más grande que el izquierdo. El color café rojizo de este órgano se debe a la cápsula de tejido conectivo que lo cubre. Sirve como un gran filtro que ayuda a remover de la sangre: toxinas, medicamentos, productos químicos, drogas o alcohol que de otro modo resultarían nocivos para el organismo.

El hígado graso o esteatosis hepática ocurre cuando el hígado acumula ácidos grasos y triglicéridos en los hepatocitos, lo que dificulta mucho el funcionamiento de éste órgano. Hace algunos años el hígado graso se relacionada con el consumo de alcohol en grandes cantidades, aunque en la actualidad cada vez son más los especialistas que relacionan el aumento de personas con esta patología con los altos niveles de obesidad, de colesterol y triglicéridos. 

El hígado graso puede ocurrir por otros factores inflamatorios, independientes del alcohol, como lo son la resistencia a la insulina (RI), el estrés oxidativo y la liberación de citokinas. Su prevalencia aumenta del 70 al 90% en las personas obesas o diabéticas, quienes también tienen mayor riesgo de desarrollar fibrosis avanzada y cirrosis.  Se ha observado de manera extremadamente frecuente que esta enfermedad se asocia básicamente a factores de riesgo como obesidad, diabetes, hipercolesterolemia e hipertrigliceridemia, siendo más frecuente en mujeres que en hombres y que ahora es posible encontrar personas sin estos factores de riesgos con hígado graso. Llama la atención el hecho de que hace 30 años ni siquiera sabíamos que existía esta enfermedad y ahora es una de las enfermedades hepáticas más comunes.

El alcohol y la obesidad empiezan a afectar seriamente el organismo, pero de manera especial dañan el hígado hasta que se desarrolla el hígado graso. Entre la obesidad y el alcohol tenemos un dueto malvado que agrede al hígado hasta orillarlo a la hepatitis alcohólica o esteatohepatitis. Y si a esto además le agregamos otra complicación como la diabetes o hipertensión, el riesgo es aún mayor. Estas condiciones sin el cuidado adecuado pueden derivar en procesos más graves como la fibrosis y posteriormente la cirrosis y/o el hepatocarcinoma o cáncer de hígado.

Por lo general, esta enfermedad es asintomática y la única manera de descubrirla es a través de un ultrasonido abdominal que muestre al hígado de un color un tanto brillante. En el caso de presentarse síntomas, algunos de estos son básicamente dolor en la parte superior derecha del abdomen, malestar general, fatiga crónica, y sensación de pesadez, en especial después de las comidas, también puede haber ictericia o síntomas de insuficiencia hepática, siendo éste último el menos frecuente.  Aunque a veces a pesar de tener la condición, las pruebas de enzimas hepáticas resultan normales e inclusive los ultrasonidos y las tomografías no siempre detectan la enfermedad.

Por otro lado, normalmente no se muestran síntomas hasta que la enfermedad ha progresado a estadios más graves de la enfermedad y algunas veces la primera señal es estómago o tobillos irritados o vómito de sangre.  Mientras progresa la enfermedad, el hígado tiene dificultad para filtrar las toxinas, las cuales pueden llegar hasta el cerebro y causar síntomas como pérdida de memoria, problemas para dormir por la noche y falta de coordinación.

Vale la pena mencionar que antes se diagnosticaba hígado graso prácticamente solo en adultos, y ahora es cada vez más común observar esta condición en adolescentes en incluso niños, ya que empiezan a beber en edades tempranas, algunos con el consentimiento paterno. Aunque muchas de las personas con hígado graso no van a desarrollar consecuencias graves de la enfermedad, hay que prestar atención a esta patología ya que es probablemente la causa más frecuente de cirrosis hepática

De las personas con hígado graso, cerca del 80% no desarrollará una enfermedad hepática seria. El otro 20% desarrollará una enfermedad llamada esteatohepatitis no alcohólica. Y de estos últimos, alrededor del 20 o 30%, desarrollarán cirrosis y enfermedad hepática en su última etapa, donde el único tratamiento real es trasplante de hígado.

El hígado graso con o sin inflamación de tipo alcohólica o no alcohólica, es un proceso que sí podemos revertir en sus primeras etapas. Para empezar podemos prevenirlo haciendo ejercicio, comiendo frutas, verduras, reduciendo el consumo de carbohidratos, tomando más agua y menos refrescos, recurriendo a algunos antioxidantes.

Tratamiento

Si te diagnostican hígado graso y no sabes que hacer, el tratamiento de esta enfermedad consiste en básicamente bajar de peso y aumentar la actividad física, cambiar el estilo de vida, evitar el consumo de alcohol y evitar el consumo de medicamentos innecesarios. Otro dato que puede resultar muy útil, sobre todo en etapas avanzadas, es el consumo de antioxidantes como la vitamina E, carnitina y medicamentos para bajar niveles de triglicéridos y colesterol como las estatinas y bezafibratos.

Fórmula sintética de la dieta para hígado graso y obesidad:

  • Valor calórico total : Se encontrará reducido, de acuerdo a parámetros antropométricos individuales.
  • Hidratos de carbono : su porcentaje se encontrará entre 50 – 55% , realizando una selección de alimentos ricos en fibra y bajos en azúcares simples.
  • Proteínas : 15% Del valor calórico total.
  • Grasas : 25% Del valor calórico total, de este total se deberá realizar una selección de alimentos que contengas ácidos grasos monoinsaturados, poliinsaturados en mayor cantidad, reduciendo al límite los ácidos grasos saturados.

Menú recomendado para esteatosis hepática:

  • Desayuno : combinar cada día una porción de leche descremada, pan integral con queso descremado, y una porción de frutas frescas
  • Almuerzo : caldo de sopa casera dietética con pescado a la parrilla, o pechuga de pollo asado o bistec asado y ensalada de alcachofas, o de verduras diversas, y fruta.
  • Merienda: Yogur descremado con cereales sin azúcar.
  • Cena: 1 taza de sopa casera, verduras cocidas como acelga, calabaza y zanahoria, o clara de 1 huevo al gusto, y ensaladas de frutas, o una porción de frutas frescas

Para las colaciones de media mañana y media tarde puedes elegir entre Yogur descremado, Frutas, Verduras, Barritas de cereal dietéticas, Queso de pasta firme dietético y Gelatina dietética.

Es muy importante una buena disciplina en la alimentación y si existe obesidad conviene bajar de peso, así como nivelar con tratamiento médico los niveles altos de colesterol y triglicéridos si es que están alterados.

Fuentes de referencia: es.globedia.com , CNN y www.nssoaxaca.com

miércoles, 6 de julio de 2011

Tratamiento de Talalgias, Dolores en los Talones

image El dolor en el talón es un dolor muy típico, molesto e intenso que aparece sobre todo al levantarnos de la cama. Este problema imposibilita la deambulación aunque va mejorando cuando el pie se va calentando a lo largo de las horas. Sin embargo, tal y como apunta Juan Luis Sousa, podólogo y delegado de Girona del Col·legi de Podòlegs de Catalunya, cuando el proceso se hace crónico, el dolor degenera y acaba por no desaparecer.

Talalgias

Una talalgia es el dolor que afecta al talón. Este dolor puede venir producido por una inflamación de la fascia, que es la musculatura que va del talón a los metatarsianos. En ese punto se produce una tensión que normalmente se suele manifestar en los pies cabos, con mucho puente, o en pies que son muy planos. Las fascitis plantares y los espolones son otro tipo de dolores de talón, y el podólogo es el profesional encargado de tratar estos problemas.

Tratamiento

El tratamiento menos cruento de la fascitis plantar consiste en colocar una plantilla para mejorar el problema, aunque en ocasiones con una talonera ya basta. Pero lo que realmente ofrece buenos resultados es poner una plantilla que descargue la tensión de todo el pie.  Si el dolor persiste habrá que optar por realizar infiltraciones en la zona del calcáneo, donde en teoría debería estar el espolón. Hablamos de un dolor bastante potente por lo que las infiltraciones en el lugar concreto de las molestias serán muy efectivas. El último escalón terapéutico sería la cirugía, que es muy sencilla de realizar y que suele llevarse a cabo con anestesia local ya que la incisión es mínima.

¿Por qué Aparece?

Las talalgias aparecen normalmente por llevar zapatos demasiado planos y también por el hecho de andar por suelos duros y lisos, como el asfalto, las baldosas del domicilio o estar mucho rato de pie en el trabajo. La obesidad también es un factor desencadenante de los dolores de talón.

Talalgias en Niños

Los niños suelen tener este tipo de talalgias porque la musculatura les crece a menos velocidad que el hueso. Se desarrollan a los 11 o 12 años porque los huesos crecen muy rápido, sobre todo si hacen deporte, y la musculatura no se adapta a ese largo. Lo que se hace es colocar plantillas o taloneras para intentar compensar la desigualdad.

Fuente: www.vivirmejor.es

sábado, 2 de julio de 2011

Los estudios dicen que el aspartame y la soda de dieta pueden hacerte engordar

image Quizás debas dejar los refrescos de dieta y beber un poco mas de agua, ya que dos nuevos estudios dicen que no te estás haciendo un favor al beber refrescos de dieta.

En la constante batalla para perder pulgadas o al menos mantener el mismo peso, muchas personas optan por la soda de dieta. Dos estudios presentados 25 de junio y 27 en las Sesiones Científicas de la American Diabetes Association en San Diego sugieren que esto podría ser contraproducente comportamiento.

Según el Science Daily, uno estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad de Texas Health Science Center de San Antonio mostró datos que evidencian que beber refrescos de dieta se asocia con aumento de peso. El otro estudio dice que el aspartame aumenta la glicemia en los ratones propensos a la diabetes.

Según la Dra. Helen P. Hazuda, profesora y jefe de la División de Epidemiología Clínica en la Facultad de Medicina, los datos de este y otros estudios eventuales sugieren que la promoción de los refrescos de dieta y los edulcorantes artificiales como alternativas saludables, realmente pueden resultar malos consejos, ya que pueden tener poca o ninguna caloría, pero no están libres de consecuencias.

Los consumidores de la dieta de bebidas gaseosas de bajas calorías, como grupo, registraron aumentos del 70% en la circunferencia de la cintura en comparación con personas que no consumen estas bebidas.  Mientras que los usuarios frecuentes, quienes dijeron consumir dos o más sodas de dieta al día, experimentaron aumentos en la circunferencia de la cintura que fueron de 500% mayores que las de los no consumidores."

La exposición constante al aspartame podría potencialmente contribuir de forma directa al aumento de los niveles de glucosa en sangre, lo que demuestra la relación entre el consumo de sodas de dieta y el riesgo de diabetes en los seres humanos.

Y así pensamos que podíamos pasar nuestros días bebiendo Coca-Cola Light y sin importar un comino.  Yo creo que es mejor beber agua y hacer ejercicio, ¿no?

Referencia de los estudios en inglés ScienceDaily News y Health Science Center San Antonio

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...