lunes, 1 de agosto de 2011

Las migrañas con aura y sin aura

dolor-de-cabeza La migraña, también conocida como jaqueca, es un dolor crónico pulsátil de la cabeza, que usualmente es más intenso de un lado y es capaz de impedir las actividades diarias o las relaciones íntimas de la persona.  Puede durar de 4 horas a 3 días si no es tratado. El 5% de los niños (varones y mujeres) con dolores de cabeza sufren de migraña, pero después de la pubertad, las mujeres se vuelven tres veces más propensas que el hombre en desarrollarla, llegando a padecerla una de cada 6 mujeres, frecuentemente en edades entre los 20 y 60 años; disminuyendo considerablemente en severidad y frecuencia pasados los 60 años.   

Puede ser precipitada por causas específicas como luces demasiado brillantes (un reflejo de la luz en la nieve o en el agua o por las luces de la televisión o la luz de un foco fluorescente). En estos casos son útiles los lentes polarizados. Los factores desencadenantes de la migraña ir desde el estrés hasta la alimentación. La falta de sueño o la modificación en los patrones del sueño y un bajo nivel de azúcar en sangre perjudican a las personas propicias de tener migrañas.  Las fluctuaciones hormonales, como las que ocurren en el ciclo menstrual muchas veces causan los dolores de cabeza unos días antes del período o durante el mismo, justo cuando el nivel del estrógeno baja en la sangre de la mujer. Ciertos alimentos, como quesos, vino, chocolate, salsa de soja o embutidos, también son mencionados como factores capaces de precipitar la migraña.

Este dolor de cabeza es generalmente acompañado de un aumento de la sensibilidad a la luz y a los ruidos. Con el menor ejercicio físico, algunas personas tienen náuseas, vómitos y problemas con la vista. Cerca del 20% de las personas pueden experimentar algún tipo de modificación visual unos 20 minutos a una hora antes del dolor de cabeza, como haces de luces ondeantes y puntos luminosos frente a los ojos (lo que se conoce con el nombre de aura).  La migraña con aura se considera un problema de salud, ya que los dolores de cabeza son muy fuertes y tenaces. Este tipo de migraña afecta en un mayor porcentaje a mujeres de entre 10 y 45 años de edad. La migraña con aura es ocasionada por un cambio en el metabolismo que tiene lugar en el cerebro.  Los ruidos muy fuertes y el consumo periódico de alcohol también pueden llevar a una persona a sufrir migraña con aura; incluso, algunos casos son desencadenados por reacciones alérgicas.

Así como algunas personas también pueden tener cambios de ánimo, mayor irritabilidad, tensiones musculares, alteraciones del sabor en la boca y hasta excesivos bostezos hasta 24 horas antes de que empiece la migraña, los síntomas por los que se puede reconocer una migraña con aura son perturbaciones de la visión como visión borrosa, alucinaciones visuales, dolor ocular, puntos ciegos en el campo de visión, hipersensibilidad a la luz y visión de luces con intermitencias. Además de los síntomas oculares se puede presentar pérdida del apetito, náuseas, vómitos, escalofríos, fatiga e irritabilidad permanente

Su causa exacta aún se desconoce, pero es considerado como un problema neurológico porque está relacionado fundamentalmente al sistema nervioso. Los expertos creen que mutaciones genéticas, capaces de afectar ciertas áreas del cerebro, son las causantes de las migrañas. También creen que la química cerebral, los vasos sanguíneos y los nervios del cerebro están implicados en esta condición. Es más común entre las personas que sufren de epilepsia, depresión, asma, ansiedad, accidente vascular cerebral y otros trastornos neurológicos. Con antecedentes familiares de migraña, la posibilidad de desarrollarla aumenta considerablemente.

La migraña es diagnosticada principalmente a partir de los síntomas clínicos, pero el médico querrá realizar en ciertos casos una tomografía computarizada de cabeza o una resonancia magnética para descartar otras causas del dolor de cabeza. Desde luego, cualquier dolor de cabeza que es inusualmente severo y dura más de un par de días, debe ser evaluado por un médico y si el dolor es acompañado de parálisis de una parte del cuerpo, confusión, fiebre o rigidez de nuca, es importante buscar un servicio médico de urgencia.

Algunas mujeres se benefician con el uso de antiinflamatorios antes de que la migraña aparezca. Sin embargo, su uso prolongado puede producir úlceras y otros problemas digestivos. También las pastillas anticonceptivas u otras aplicaciones hormonales a veces ayudan. La cafeína combinada con algún analgésico puede proveer algún alivio, pero los triptanos son los medicamentos más comúnmente recetados, siendo más efectivos cuando se los utiliza al inicio del dolor. Si el triptano no produce alivio, las ergotaminas en sus diversas formas son de utilidad, pero el uso prolongado de estos medicamentos puede llevar a dolores crónicos de la cabeza. Por eso es recomendado no tomarlos más de dos veces en la semana.

Para saber cuál es el tratamiento más adecuado para un caso de migraña con aura lo más adecuado es identificar, en primer lugar, algunas de las características particulares del caso. Es así como puede resultar útil preguntarle al paciente la frecuencia con la que se presentan estos dolores, los niveles de intensidad de los mismos y cualquier otro cambio que haya notado desde que tuvo inicio esta molestia. Si bien actualmente no existe un tratamiento específico para la migraña con aura hay varios medicamentos que pueden ayudar a prevenir dolores ulteriores.

El tratamiento preventivo es hoy día lo más importante si la migraña es severa y frecuente. Es necesario tomar el medicamento diariamente para prevenir los ataques y elegir entre el timolol, divalproatos, propanolol, topiramato o la clonidina. Con un buen manejo médico, puede que desaparezcan totalmente los ataques de migraña.

Fuentes: es.Globedia.com y www.abc.com.py

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...