sábado, 3 de septiembre de 2011

Algunas curas que puede encontrar en su cocina

Cuando experimentamos dolor intenso de cualquier tipo, ya sea de garganta, de muelas, de estómago, de cabeza  o cualquier otro, la vida puede ser muy difícil.  Pero si no tiene el medicamento necesario a mano en toda la casa, antes de salir corriendo a comprarlo, le sorprendería saber que puede tener la cura perfecta para su problema, justo en su cocina.

A continuación, una lista de analgésicos o medicamentos naturales que usualmente podemos encontrar en nuestra cocina.

Para el dolor muscular y articulaciones: Jengibre

Ginger-Piece1 Durante siglos se ha sabido que el jengibre hace maravillas en los malestares estomacales, como náuseas y mareos, pero en recientes investigaciones sobre las propiedades curativas del jengibre, se ha descubierto que tiene maravillosas propiedades anti-inflamatorias especialmente útiles para dolores musculares, y también es particularmente eficaz en la reducción del dolor inducido por el ejercicio muscular. De hecho, un poco de jengibre al día, 1 cucharada de jengibre seco o 2 cucharaditas de jengibre fresco, pueden reducir el dolor muscular causado por el ejercicio hasta en un 25%.

Para el dolor de muelas: Clavo de olor

cloves-whole-ground31 A pesar de que un dolor de muelas suele ser un buen indicador de hay que ir al dentista para investigar la fuente del dolor, se puede conseguir un alivio temporal, mediante el uso de clavos de olor. El clavo de olor contiene un poderoso anestésico natural llamado eugenol, así como otras propiedades antimicrobianas, antisépticas y germicidas. Usted puede masticar suavemente un clavo de olor o usar un aceite de clavo de olor; éste último está disponible en farmacias, y es muy potente por lo que sólo se necesitan dos gotas en ¼ de cucharadita de aceite de oliva, y empapar una gasa con esta solución; esto le dará un par de horas de alivio para el dolor de muelas, mientras que organiza la cita con el dentista.

Para la acidez: Vinagre de sidra de manzana

applecider2 El vinagre de manzana tiene el crédito de causar efectos positivos en su interior; no sólo puede desintoxicar el hígado, reducir la inflamación, y ayudar a perder peso, sino que también puede aliviar los síntomas de la acidez estomacal rápidamente. Ya que es rico en ácidos málico y tartárico (ambos involucrados en el proceso de la digestión), beber un poco de vinagre de sidra de manzana, 1 cucharada de vinagre de manzana mezclada con 230 ml. de agua  antes de cada comida, acelerará el proceso digestivo de manera que el estómago se vacía más rápido y no le da tiempo al dolor de la acidez para que se prolongue.

Para el dolor de oídos: Ajo

garlic El Ajo realmente sirve para todo! No sólo es bueno contra los resfriados, sino también para los dolores de oído. El ajo contiene selenio y germanio, dos componentes con potentes propiedades anti-inflamatorias y antisépticas, que son tóxicos para muchas bacterias que producen el dolor de oído. Simplemente prepare una infusión con un par de dientes de ajo en un poco de aceite de oliva, y luego aplique unas cuantas gotas tibias en el conducto auditivo externo.  Masajear con un poco de aceite de ajo alrededor del oído también puede ayudar con el drenaje linfático.

Para el dolor de estómago: Piña

pineapple Mientras que la piña puede ser la causa de dolores de estómago para algunas personas, para otros en realidad, puede ser una cura para la hinchazón y los problemas gástricos. Investigadores de la Universidad de Stanford han descubierto que la piña es rica en una enzima que ayuda a la descomposición rápida de las proteínas que pueden causar dolor en el estómago y el intestino delgado. Una taza de piña fresca al día es suficiente para aliviar el dolor por completo. Así que, el veneno de un hombre puede ser realmente el placer de otro!

Para los tejidos desgarrados: Agua

water3 Beber mucha agua todos los días puede ser la mejor manera de aliviar las lesiones de tejidos, tales como músculos desgarrados y rodillas doloridas. La investigación ha demostrado que beber ocho vasos de agua al día (aproximadamente 1.8 litros en total) puede eliminar del organismo, las histaminas producidas por los tejidos lesionados que provocan el dolor. Además, la aplicación tópica de agua en forma de compresas de hielo puede reducir la hinchazón alrededor de una lesión, si se aplica de manera continua en las primeras horas después de la lesión. Así, el agua trabaja de dos maneras - por dentro y por fuera.

Para la sinusitis: Rábano Picante

horseradish Si alguna vez ha comido rábano picante como condimento, ya está consciente de que puede limpiar las fosas nasales mientras se le aguan los ojos. Así que no es sorpresa que el rábano picante sea una excelente opción para combatir el dolor de la sinusitis y las infecciones de los senos nasales. De hecho, la investigación ha demostrado que una cucharada de rábano picante dos veces al día es más eficiente que los descongestionantes de venta libre, cuando se trata liberar y drenar los senos obstruidos, así como para hacerle frente a infecciones de los senos nasales.

Para la migraña: Café

i_love_coffee Si usted sufre de migrañas, ya sabe que el café puede hacer milagros cuando se toma al primer signo del latido pulsante en la cabeza. La cafeína en el café ayuda a los analgésicos, a funcionar más rápido y mejor, tanto es así que muchos analgésicos incluyen cafeína entre sus componentes. La cafeína también es un vasoconstrictor (estrecha los vasos sanguíneos), lo que alivia un poco el dolor asociado con la migraña - un tipo de cefalea que es causada por la dilatación de los vasos sanguíneos y el dolor neuropático asociado.

Para la fiebre: Cubos de hielo

icecube2 Cuando se tiene fiebre, una de las mejores cosas que puede hacer es chupar un cubo de hielo, ya que no solo reducen temporalmente la temperatura interna, sino que también son una gran manera de recibir fluidos tan necesario para el cuerpo con fiebre, que se encuentran en mayor riesgo de deshidratación.  La succión de cubos de hielo es una forma fácil para mantenerse hidratado y recuperarse más pronto.

Para el dolor de garganta: Bebida de Limón con miel

img_3045 Siempre se ha recomendado una bebida caliente de limón con miel para los que sufren dolor de garganta, y por muy buenas razones. La miel tiene muchas propiedades antibacterianas y antimicrobianas y no sólo calma el dolor de garganta, sino que también hace un buen trabajo, luchando contra los microorganismos que causan el dolor. El limón, siendo ácido, también mata a los gérmenes y puede desintegrar las mucosidades, dándole un poco del alivio que tanto necesita. Las bebidas calientes son generalmente las más calmantes para el dolor de garganta, pero puede tomar el limón con miel frío, si así lo prefiere. Combine un limón exprimido con dos cucharadas de miel en un vaso y añada media taza de agua hirviendo. Revuelva, deje enfriar un poco y tome sorbos regularmente. Esto también funciona muy bien para realizar gárgaras.

Para el dolor de cabeza: Hielo

ice pack Cuando la cabeza duele como si la estuvieran golpeando, una de las mejores cosas que se puede hacer es empapar un paño en agua helada y colocarlo sobre el origen del dolor, ya sean los ojos, la zona del cuello, la nuca o los hombros. Una bolsa de hielo hace muy bien este trabajo, sólo asegúrese de colocar un paño limpio entre usted y su paquete de hielo, para que el frío sea un alivio y no un martirio. El hielo tiene un efecto constrictor en los vasos sanguíneos y alivia la inflamación y la presión.

Así que, recuerde tener siempre en su despensa estos alimentos, ya que serán como su pequeño botiquín natural.

Fuente: FamilyHealth

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...