viernes, 7 de octubre de 2011

Dinamarca es el primer país del mundo que grava los alimentos con grasa

image El impuesto va dirigido a los productos con más del 2.3% de grasa saturada. El Gobierno danés quiere reducir en un 10% el número de personas obesas.

La grasa se pagará cara en Dinamarca. El país nórdico ha sido el primero del mundo en introducir un impuesto que grava a los alimentos altos en grasas saturadas, una de los más perjudiciales para la salud ya que causa enfermedades como la obesidad o la diabetes.

A partir del 1° de octubre se gravan aquellos productos que contengan más del 2.3% de grasa saturada como la mantequilla, el queso, la pizza, la carne y alimentos procesados (galletas o pasteles). Por ejemplo, cada kilo de mantequilla ha aumentado en más de un euro.

Según indica la cadena BBC, los consumidores daneses intentaron por todos los medios impedir esta subida de los precios e incluso algunos productores se quejaron de que este impuesto es una pesadilla burocrática. La misma postura muestran desde la Federación de Alimentos y Bebidas de Dinamarca, que indican que con solo cruzar la frontera para realizar sus compras, los ciudadanos podrían evitarse pagar este tributo.

Por otro lado, científicos también citados por la cadena británica indican que existen otros productos más perjudiciales para la salud que las grasas saturadas, como la sal, el azúcar y los hidratos de carbono refinados.

Para el Gobierno danés, el objetivo de esta medida es conseguir una reducción del 10% en el número de personas obesas en ese país. Sin embargo, Dinamarca no sufre un problema tan grave de obesidad como otros países de Europa (en Reino Unido, la tasa de sobrepeso es del 20%) y del resto del mundo.

En Dinamarca solo el 10% de su población es clasificada con sobrepeso, pero aún así las autoridades esperan que se reduzcan las muertes prematuras en el país causadas por enfermedades cardiovasculares.

Fuente de referencia: Globedia.com

La iniciativa de Dinamarca está bien orientada y ojalá rinda los frutos que busca su gobierno.  Por otro lado, este tipo de impuestos vendrían a ser también muy útiles en América, tanto en Estados Unidos, donde hay una creciente epidemia de sobrepeso, como en los países latinos.  Quizás, mas que ser aplicados a los artículos de compra en el supermercado, este impuesto podría ser aplicado a los establecimientos que venden comidas rápida o comida chatarra, ya que el público es el que escoge comer este tipo de comidas grasosas, es decir que en resumidas cuentas, el consumidor pagaría el precio justo por el deterioro de su salud.  Se que esto es muy difícil, ya que habría que definir criterios claros para categorizar cuando un establecimiento se considera que vende comida que sea gravable, pero valdría la pena hacer el esfuerzo en beneficio de la salud pública. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...