martes, 26 de junio de 2012

Un estudio demuestra que el ozono causa daños al corazón

Un poco de ozono puede afectar su corazón a largo plazo.  La exposición a tan sólo 2 horas de ozono puede ocasionar un ataque al corazón a las personas vulnerables.

El smog se ha relacionado con problemas del corazón e incluso, con la muerte, y una nueva investigación de la Agencia de Protección Ambiental de los EE.UU. (EPA) explica de que forma la exposición de tan sólo dos horas al ozono puede ser suficiente para desencadenar inflamación y otros cambios en el cuerpo, asociados con ataques cardíacos y muerte súbita.

Los investigadores encontraron que los adultos jóvenes sanos que han estado expuestos al ozono (que es un componente principal del smog) experimentan cambios fisiológicos que podrían estar relacionadas con enfermedades del corazón en las poblaciones vulnerables, como personas mayores con enfermedades cardiovasculares.  Este estudio proporciona una explicación plausible para la relación entre la exposición aguda al ozono y la muerte.

La Organización Mundial de la Salud estima que cerca de 2 millones de personas en todo el mundo, en su mayoría personas de edad avanzada con enfermedades cardíacas, mueren como resultado de una exposición aguda al ozono y la contaminación ambiental.

El ozono, un contaminante común en el aire, que se encuentra a nivel del suelo se crea cuando los contaminantes de los vehículos, plantas de energía, industria y otras fuentes, reaccionan a la luz del sol.

Varios estudios recientes han relacionado el incremento de riesgo de ataques cardiacos y muerte en personas en situación de riesgo con la exposición a altos niveles de contaminación ambiental. Pero los investigadores dicen que la mayoría sólo han observado los efectos de la contaminación del aire, en los pulmones y las vías respiratorias.

Aunque abundan estudios de ozono y salud humana, este nuevo estudio de la EPA, publicado en Circulation, la Revista de la Asociación Americana del Corazón, es uno de los primeros en utilizar voluntarios humanos para explicar cómo el ozono pueden potencialmente matar a la gente causando ataques cardíacos. El estudio publicado detalla las observaciones de los cambios fisiológicos en los corazones y sistemas cardiovasculares de 23 voluntarios entre 19 a 33 años de edad (adultos jóvenes y sanos), como respuesta a la exposición al aire contaminado con ozono.

Cada uno de los 23 participantes del estudio fueron expuestos en sesiones de dos horas a dos exposiciones controladas, una con aire limpio y otra con aire contaminado con ozono (0.3 partes por millón), niveles superiores al doble de lo que los residentes en China o México experimentan durante el mediodía. 

Las exposiciones fueron por lo menos con dos semanas de diferencia, y durante cada sesión, los participantes alternaban períodos de 15 minutos entre bicicleta estática y descanso.

Aunque ninguno de los participantes reportó quejas o síntomas físicos después de la inhalación de aire limpio o el ozono, las pruebas mostraron, inmediatamente después y a la mañana siguiente a la exposición al ozono, cambios significativos en la función cardiovascular inducidos por el ozono, en comparación con los participantes que estuvieron expuestos al aire limpio.  Estos cambios incluyeron:
  • Aumentos en un indicador de inflamación conocido como interleukina-1-beta, que los investigadores dicen que es clave en las enfermedades del corazón.
  • Disminución en los componentes que juegan un papel importante en la disolución de coágulos sanguíneos que pueden formarse a lo largo de las paredes arteriales (inhibidor activador del plasminógeno 1 y del plasminógeno).
  • Cambios en el ritmo cardíaco, una indicación de una alternancia en el control del sistema nervioso de la frecuencia cardíaca.

Los investigadores dicen que todos estos cambios fueron temporales y reversibles en estos adultos jóvenes y saludables, pero estos cambios podrían ser más peligrosos en pacientes con enfermedad cardiacas pre-existentes u otros factores de riesgo.

Aunque no existe un conjunto universal de estudios que confirmen que el ozono provoca sin duda efectos cardiovasculares, y este estudio fue orientado a una sola exposición a corto plazo y no a los efectos de años de exposición al ozono, los expertos en salud opinan que este estudio de la EPA es una contribución importante para determinar el alcance de la relación entre la exposición al ozono y los problemas cardiovasculares, un tema que aún está lejos de ser resuelto científicamente.

Hay medidas que la gente puede tomar para reducir su exposición al ozono, tales como limitar el tiempo al aire libre en días calurosos y soleados, cuando los niveles de ozono son más altos, pero esto podría ser algo bastante difícil de lograr. 

Como sociedad debemos avanzar hacia el transporte con cero emisiones (o cerca de cero) tanto para personas como mercancías.  Para garantizar un mejor aire o aire lo mas limpio posible, debe prestarse atención al uso de combustibles petroquímicos e identificar maneras de minimizarlos o eliminarlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...